Leviatán

La política en tiempos de indignación

La cabeza de esta columna es el título de un libro trascendente de nuestro tiempo escrito por Daniel Innerarity, catedrático de Filosofía política y social, investigador y director del Instituto de Gobernanza Democrática de España. 

En su prólogo Josep Ramoneda entiende que la sumisión a ese dios menor llamado mercado, la globalización  y las nuevas tecnologías de la información, juegan un papel decisivo en “la confusión reinante sobre el futuro de la política, de la democracia y de la gobernanza del mundo”.

El texto tiene vigencia a nivel universal y sobretodo en los países como México que confrontan polarizaciones de tal dimensión y complejidad que frecuentemente la política es colocada en el banquillo de los acusados, por su incompetencia, debilidad o por los extremos absurdos de la corrupción.

La indignación ciudadana surge en España con el Movimiento 15-M también llamado Movimiento de los indignados que se inició el 15 de mayo de 2011, en apoyo a 40 jóvenes que decidieron acampar esa noche en la Puerta del Sol, gritando consignas contra los graves efectos de la crisis económica, el desempleo y el desencanto hacia la política y los partidos tradicionales.

El inspirador de este movimiento fue StéphaneHessel quien con su libro ¡Indignaos! editado en 2010, exhortaba a los jóvenes a indignarse porque “se juegan la libertad y los valores más importantes de la humanidad”.

Los indignados han sorprendido al mundo, de España a Grecia, de Túnez a Egipto, de Moscú a Wall Street.Innerarity considera que nunca en el pasado hubo tantas posibilidades de acceder, vigilar y desafiar a la autoridad, pero nunca antes la gente se había sentido tan molesta y frustrada contra la política,tal vez por ello los tiempos de indignación sean también “tiempos de confusión”.

En México los expedientes abiertos de Ayotzinapa, Tlatlaya, Tanhuato, la Casa Blanca y el Grupo Higa, explican la percepción negativa de la sociedad sobre las instituciones públicas, percepción que también es un reto para la política en tiempos difíciles y un gran desafío que nos obliga a reinventar la política y la función de gobierno.

POSDATA. Distanciados por el poder el gobernador y su antecesor han provocado rupturas de familia y un clima de incertidumbre al interior del partido en el gobierno. Hoy Jorge Herrera Caldera se juega la postulación de su candidato, la tranquilidad de su salida y un lugar en el senado en el 18, mientras que Ismael Hernández Déras reactiva nuevos horizontes en el ámbito político nacional.

Una elección en el aire y las paradojas duranguenses de la política. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx