Leviatán

Mi hermano Horacio

Siempre lo predicó convencido: las cosas suceden por algo y para algo. Nació el 23 de junio de 1938, año en que el Presidente Lázaro Cárdenas expropió el petróleo; termina su ciclo  la noche de este 18 de marzo tocando con su mano el pecho de Horacio su hijo, que portaba una camisola deportiva con el escudo del glorioso Instituto “18 de marzo”, gran escuela a la que siempre amó y representó con orgullo y dignidad en muchos foros.

Junto con mis hermanos mayores Horacio fue pionero en la empresa familiar creada por mi padre, primero con la marca del “Café Negrito” y luego con el “Café del Nene” con rutas en la ciudad y el campo de la región. Siendo niño aprendió a montar en el “El Coco” el caballo de la casa y supo florear la reata con destreza presentándose como “El Charrito” en eventos locales y de otras latitudes, hasta que Papá decidió regalar junto con sus pertenencias al querido caballo antes de arriesgar la carrera académica de mi hermano.

Hizo su licenciatura en la Facultad de Derecho de la UNAM sin desprenderse de su solar nativo en el que fundó los colectivos “Acción Cívica y Social” y “Amigos de siempre”, plataformas ciudadanas de lucha y de apoyo a las causas históricas de Gómez Palacio.

Paralelamente hizo carrera en el servicio público en los gobiernos de Luis Echeverría, López Portillo y Miguel de la Madrid, sin embargo al poner por delante sus principios fundamentales optó por servir en la docencia y la investigación de la inmensa cultura de nuestros ancestros.

Este domingo 19 de marzo su funeral fue un sentido homenaje al padre, al maestro y al mexicano que siempre sembró con el ejemplo los valores humanos y la sabiduría milenaria de los pueblos que habitaron estas tierras del Anahuac. 

En el toque del caracol a cargo de Homero su hijo, en una consulta simbólica a los cuatro rumbos cardinales y al plano del espíritu, recordé la imagen señera de mi hermano cuando en náhuatl y luego en español proclamaba: En tanto permanezca el mundo no acabará la fama ni la gloria de México Tenochtitlan. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx