Leviatán

Los fines y los medios

Nunca como ahora un proceso electoral se había contaminado tanto con las campañas políticas en las que predomina lo anecdótico sobre lo sustantivo y lo superficial sobre los grandes problemas nacionales.

La moda es el morbo público y el escándalo mediático que degradan a la política y desprestigian a los políticos.Tal parece que la máxima de Nicolás Maquiavelo “el fin justifica los medios” se aplica al pie de la letra por no pocos candidatos, que en su afán por descarrilar a sus adversarios emplean medios ilícitos para exhibir fortunas mal habidas, conflictos de interés, nepotismo, abuso de poder, etcétera.

La guerra sucia y el fuego amigoson lugares comunes en la vida política nacional pero ahora su práctica se ha incrementado sensiblemente. Ahí están los casos de Nuevo León y Jalisco en los que se publicitan actos de corrupción y de abierta injerencia de los padres de los dos gobernadores. 

El espectáculo mediático se reproduce en los estados donde habrá elección de gobernador y en las 16 delegaciones del DF. Lospropios candidatos exhiben testimonios, videos o llamadas telefónicas intervenidas que comprometen la honorabilidad y la decencia de sus contendientes electorales.

Revelaciones expuestas de falta de integridad también han llegado al pellejo de algunos dirigentes de partidos nacionales. El espionaje político y las campañas negras alcanzaron al propio consejero presidente del INE, al difundirse en las redes y en los medios de comunicación, una conversación telefónica privada, ilegalmente intervenida, en la que se hace referencia coloquial de una reunión que sostuvo con representantes de comunidades indígenas.

Héctor de Mauleón al remitirse al “semáforo electoral” que es un registro de mil 380 medios, editado por la consultora Intélite, hace un recorrido por varios estados en una instantánea de la democracia mexicana y un “análisis que provoca mareos”. Asegura que el selfie del actual proceso electoral va dejando en la prensa“un monstruoso retrato de Dorian Grey”.POSDATA.

El jefe político de Durango, sin cuidar las reglas del juego insiste en imponer al alcalde de la capital del Estado  en la sucesión del 16, marginando a quienes tienen más formación, carrera y mayor aceptación de la ciudadanía.

Al día de hoy las encuestas favorecen a Leticia Herrera y Ricardo Pacheco. La Laguna tiene derecho a la alternancia y el Estado pide a gritos el equilibrio político. Es lamentable que en ocasiones la realidad confunda y rebase a quienes detentan el poder. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx