Leviatán

El factor Beltrones

En política como en la vida solamente sobreviven aquéllos que se adaptan a los cambios. Manlio Fabio Beltrones vivió los tiempos del partido hegemónico, del partido mayoritario, pero también del tiempo en el que su partido ha sido en el Congreso  primera, segunda o tercera minoría.

La decisión se impuso a las especulaciones que apuntaban a la designación de un personaje del primer círculo presidencial. Con la selección de Beltrones como presidente del PRI, el inquilino de Los Pinos muestra sensibilidad para entender la pluralidad y la coyuntura que hoy vive el país.

Luego de un inicio prometedor de una administración que cayó en una profunda crisis de credibilidad y desconfianza, con ésta decisión el gobierno sale de su encierro y da señales de apertura. Es designado como dirigente un militante que es factor de unidad partidaria y con probada capacidad para aproximarse al adversario en tiempos difíciles.

Sin duda la elección de MFB tiene varios significados. Se vincula con los comicios del pasado 7 de junio que le dieron al PRI un 32% de la votación general, con las 16 elecciones del año entrante y del 2018, que exigen reconstruir alianzas y reformular la oferta electoral, el discurso y su relación con la sociedad, fundamentalmente con los jóvenes.

Hoy le favorecen al PRI los conflictos internos del PAN, la división de las izquierdas y la fragmentación del voto. Sin embargo operan en contra una mayoría ciudadana que lo rechaza, la distancia que lo separa de los segmentos con mayor nivel de ingresos y escolaridad, la pesada carga de sus estructuras afectadas de corrupción y las caídas en la aceptación de la gestión gubernamental. El reto no es intramuros sino en la calle.

La primera prueba de fuego para Beltrones será la elección del año próximo en la que se renovarán congresos, ayuntamientos y 12 gubernaturas. Tendrá quepreservar la unidad y vencer las resistencias de aquéllos gobernadores que pretenden imponer a sus allegados como candidatos.

Para llegar al 18 el Presidente deberá renovar su gabinete pero tambien remontar los lastres de la violencia y de los conflictos de interés. La tarea no será fácil, menos en un contexto nacional y global de bajo crecimiento y de una complicada volatilidad financiera.

POSDATA. Fiel a su estilo, el nuevo presidente del PRI será estricto y exhaustivo en la selección de candidatos en los Estados, de ahí que la incertidumbre futurista y el factor Beltrones causen desazón  a  los gobernadores de Coahuila y Durango. La nueva política acrecienta los rumores y aleja las certezas por eso al día de hoy no hay candidatos amarrados. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx