Leviatán

Segunda Vuelta para el 18

Cuando en una elección ninguno de los candidatos obtiene un determinado porcentaje de los votos emitidos que por lo general es el 50 por ciento, se realiza una segunda vuelta entre los dos candidatos que hayan recibido la mejor votación. Esta es una institución electoral que nació en Francia y hoy en día se practica con diversas modalidades en muchos países del mundo.

Para José Woldenberg, exconsejero presidente del IFE, las nuevas realidades de la política mexicana “parecen estar demandando ajustes impensables hace apenas unas décadas” y estima que para evitar la llegada  a la presidencia de alguien “que genere más rechazo que apoyos” debe pensarse en la segunda vuelta para garantizar la máxima representación de las fuerzas políticas y la gobernabilidad del país.

Argumenta que de 1929 a 1982 los presidentes llegaron al poder con una mayoría holgada, pero desde 1988 al 2012 se consolidó un sistema básicamente tripartidista que ordenó las contiendas electorales, ya que el ganador al obtener como mínimo más de un tercio de los votos lograba un piso relativamente razonable del apoyo ciudadano.

Sin embargo desde las elecciones del 2015 y las de este año, la división de la izquierda, el descenso de la votación por el PRI y el PAN, el incremento de sufragios para otros partidos como Morena y MC, más la inyección de los candidatos independientes, es evidente una fragmentación política que permite prever una mayor fragmentación en 2018 que nos llevaría a tener un presidente con  el 25% de los votoso menos.

La propuesta completa, sostiene Woldenberg, es introducir la “representación proporcional estricta en el Congreso” para preservar la auténtica división de poderes y un contrapeso efectivo frente a la sobreactuación presidencial. La Cámara de Diputados  se integraría por 250 legisladores de mayoría y 250 de representación proporcional y la de Senadores con 128 legisladores pero ahora serían electos cuatro por cada entidad respetando la representación proporcional y recuperando la representación igualitaria de los estados.

Piensa que aun aplicando las formulas actuales de integración del Congreso, un presidente electo en segunda vuelta, es decir de mayoría absoluta, seguirá obligado a convivir con un poder legislativo plural y equilibrado, intentando un gobierno de coalición como lo establece la Constitución y buscando el acuerdo como uno de los instrumentos fundamentales de la política.

POSDATA.El discurso represivo de Aurelio Nuño fue el combustible que incendió a Oaxaca y que amenaza extenderse a otros estados. Esta es una derrota política del gobierno federal que todavía es posible remontar instalando una mesa nacional de dialogo con los inconformes.


torrescastilloj@yahoo.com.mx