Leviatán

Romper el silencio

En una comunidad la discusión de los asuntos públicos es como decía Norberto Bobbio “la quinta esencia de la democracia”. Para ejercitarla se requiere una actitud abierta, no solo de quienes ostentan el poder público sino de todos los componentes de la sociedad.Un reclamo público de los laguneros es el abandono sistemático por parte del gobierno federal y de los gobiernos de Coahuila y Durango, que condena a la Comarca a un futuro de mediocridad y de incertidumbre que deriva en pesimismo generalizado y en la pérdida de ánimo para encontrar salidas y proyectos que reviertan ésta realidad.Desde hace meses resurgió el viejo sueño del Estado de La Laguna. Se han documentado más de 400 mil firmas de laguneros que demandan la creación del nuevo Estado, sin embargo y a pesar de que éste es un sentimiento profundamente arraigado en el alma de nuestra población, los gobernadores de ambos estados y  el gobierno federal, permanecen mudos, sin la más mínima intención de debatir éste tema y han optado por apostarle al silencio, al divide y vencerás, a la cooptación de liderazgos y al paso del tiempo para desactivar el “ sueño guajiro de los laguneros”.El reparto agrario del 36 y el Plan de Rehabilitación de la Comarca Lagunera fueron proyectos estratégicos de la Federación con una clara visión regional. El Plan Nueva Laguna fue el último esfuerzo serio de diagnóstico y diseño de un proyecto integral de desarrollo que elaborado en la administración de Salinas de Gortari fue abortado porel gobierno de Ernesto Zedillo, con la sumisa complacencia de los ejecutivos estatales. Los fondos federales para apoyar la zona metropolitana se han ejercido discrecionalmente por los gobernadores, anteponiendo sus prioridades y sin un plan regional de largo alcanceEl estancamiento y el abandono de la región son un agravio para el carácter y la historia de los laguneros. En competitividad, en salariosy en desempleo ocupamos los últimos lugares, en materia de salud los servicios institucionales están rebasados y en otros rubros como la seguridad, el medio ambiente, la industria y otros, la información es deprimente.POSDATA.Para rescatar a la Comarca, más allá de las agendas de los gobernadores y del movimiento por el nuevo Estado, se impone un alto en el camino y un cambio de actitud que privilegie la generosidad, el dialogo, los acuerdos y una pausa en las posiciones irreductibles. Son los gobernadores quienes deben dar el primer paso para el acercamiento, con un compromiso formal de instalar una mesa del más alto nivel con la participación del Presidente de la República,en la que se agende la construcción de un plan integral de gran visión para la comarca y la discusión de los fundamentos y la viabilidad del Estado de La Laguna. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx