Leviatán

Región abandonada y a la deriva

Más allá de otras consideraciones, los laguneros vivimos una pérdida de capacidad de respuesta de las instituciones, que se traduce en una profunda crisis de credibilidad y en un déficit creciente de legitimidad de los gobiernos de Coahuila y Durango.
La creación del Estado de La Laguna no es una ocurrencia del momento, es la demanda fundada y responsable de una ciudadanía harta del abandono, de  la indolencia, del trato indigno y en ocasiones de la soberbia de algunos gobernadores, que han privilegiado siempre a las capitales estatales. Para documentar esta exigencia social bastaría verificar el estado lamentable de la infraestructura urbana y carretera, de los servicios de salud pública, de seguridad, de procuración e impartición de justicia, de la burocracia secular y el nulo trabajo, para el diseño y consolidación de proyectos de integración y desarrollo regional de la zona metropolitana y de todo el conjunto de municipios que conforman la Comarca.
Para ocultar el trato inequitativo que le “prodigan” a nuestra región, los dos gobiernos practican una férrea política de opacidad en la información y de discrecionalidad en la aplicación de los recursos públicos, prueba irrefutable de ello es el desarrollo exponencial de las ciudades de Saltillo y Durango, frente al estancamiento de las ciudades de Torreón, Matamoros, Gómez Palacio y Lerdo. Paradójicamente en elecciones recientes fue definitivo el voto lagunero para que el PRI retuviera la gubernatura de Durango y el ayuntamiento de Torreón en Coahuila que se vistió de azul.
Un ingrediente más: mientras que Coahuila carga una deuda monumental que limita la operación y la inversión gubernamental, Durango ha entrado a un pleito público por la sucesión en el poder, situación que confronta intereses y mete a los estados en dinámicas que complican más la gobernabilidad en ésta región.
En su carta al secretario de gobernación no le falta razón a Pedro Luis Martín Bringas: < Región abandonada y a la deriva donde la incertidumbre, el miedo y la improductividad prevalecen…a los gobernadores no les interesa esta Comarca y no escuchan las demandas de más de 350 mil laguneros…Michoacán necesita inversiones; La Laguna necesita más >.
POSDATA.El tamaño de la ruptura se ve en la rudeza de la aprehensión del exalcalde Adán Soria Ramírez y en la creación de la comisión legislativa que investigará presunta corrupción en el gasto del cumpleaños del exgobernador Hernández Deras. El futuro está presente y en la sucesión no hay nada para nadie.


torrescastilloj@yahoo.com.mx