Leviatán

Promotores del abstencionismo

En una encuesta nacional citada por el investigador Roger Bartra se consigna que el 50% de los ciudadanos cree que los procesos electorales en México no son confiables, un 23% opina que son parcialmente confiables y un 27% responde que si son confiables.

El próximo 7 de junio viviremos la jornada electoral que determinará la nueva composición de la Cámara de Diputados. Una elección que por ser intermedia anticipa niveles de abstencionismo parecidos a los que se registraron en el 2003 y 2009 del 58.32% y del 55.39% respectivamente.El abstencionismo es un fenómeno común en países como México donde el voto no es obligatorio, en cambio la participación tiende a ser superior en aquéllos donde no votar implica algún tipo de sanción como sucede en Argentina y Ecuador.

¿Por qué el elector no acude a las urnas? Sobre todo porque siente descontento y desconfianza, no tanto por el sistema electoral en su conjunto sino por su desinterés en la política o por su indiferencia hacia los candidatos que contienden en esa elección en particular.

Otro factor que contribuye a incrementar el abstencionismo es el disgusto con la situación actual del país.Para Roger Bartra la causa de que tantos ciudadanos desprecien las elecciones es la denuncia de los mismos políticos que participan en ellas, que luego de exaltar la electoral como la vía idónea para lograr los cambios, nunca reconocen como válidos los resultados de los comicios en los que participan, cuando estos no les favorecen.

Su reacción es la denuncia de manipulaciones ilegales en el conteo de votos y de “intervenciones espurias en las campañas políticas”.Una extraña paradoja que se repite en el escenario político nacional es protagonizada por algunos dirigentesqueal hablar de los comicios los descalifican, aun cuando su partido recibe el financiamiento de los contribuyentes para participar en ellas, lo que acaba minando la confianza de los electores.POSDATA.

Al día de hoy el gobierno de Durango no ha informado a la ciudadanía sobre los motivos de la reforma constitucional del 25 de junio de 2014, que homologó únicamente la elección de diputados locales con la elección federal del 2018, ajustando a dos años la próxima legislatura.La tendencia nacional es empatar todas las elecciones locales con las elecciones federales, sin embargo en Durango dejaron fuera las elecciones de ayuntamientos y de gobernador desarticulando el calendario  electoral. Habría que investigar el mar de fondo de esta reforma autoritaria que fragmenta y compromete la gobernabilidad institucional de la entidad. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx