Leviatán

Priismo fracturado (1)

Con la derrota que sufrió el PRI de Durango en las pasadas elecciones del 5 de junio se hizo visible la profundidad y el tamaño de la fractura histórica que vive ese instituto político. El golpe fue brutal porque de la noche a la mañana el partido hegemónico fue vencido por la oposiciónque hoy es gobierno en el municipio de la capital y ejerce el Poder Ejecutivo del estado.

El momento es dramático para quienes detentaron el poder por doce años y que nunca imaginaronque un día los alcanzaría el voto de castigo. Aunque a destiempo y en medio del escándalo de la deuda heredada por el gobierno anterior, es reveladora la carta abierta dirigida a Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI suscrita por dos exgobernadores, tres exdirigentes estatales del PRI, exdiputados federales y por varios dirigentes de sectores y organizaciones del mismo partido.

Con amargura le manifestaron que llegaba a una entidad “en donde no tenemos nada que celebrar…con un priismo escéptico, fracturado, lastimado y excluido…que sufrió la soberbia y la arrogancia de la cúpula del poder por 12 años que secuestró al partido” para luego concluir con una interrogante lapidaria “¿cómo es posible que los culpables de la pasada derrota electoral pretendan seguir manipulando al PRI con un sentido patrimonialista?”.

En ese mismo sentido se pronunció el exalcalde Octaviano Rendón Arce (que se sumó en su momento a la campaña del actual gobernador José Rosas Aispuro) quien anunció a su líder nacional que los priistas “nos opondremos enérgicamente a que Ismael Hernández Deras y Jorge Herrera Caldera…pretendan seguir apoderándose del partido”.

Pero el mayor impacto de esta visita fue la declaraciónde la alcaldesa Leticia Herrera en la que culpó a JHC de la muerte de su padre Carlos Herrera Araluce, para luego agregar que el gobierno de Herrera Caldera fue represor, manejó mal los recursos, mintió y metió a la cárcel a priistas insumisos. Decía Churchill que el problema con el suicidio político es que uno queda vivo para lamentarlo.



torrescastilloj@yahoo.com.mx