Leviatán

Partido fracturado (2)

Por errores que se acumularon durante los últimos doce años, para muchos militantes de viejo cuño el Partido Revolucionario Institucional en Durango vive la peor crisis de su historia. Ha perdido el gobierno del estado, la presidencia municipal de Durango y  la mayoría absoluta en el congresodel estado.

Enrique Ochoa Reza les dijo a los consejeros y militantes de su partido en la entidad que “se nos han acumulado los viejos y los nuevos problemas en Durango…y les propongo que les hagamos frente con dos principios muy puntuales: no más imposiciones, no más traiciones”.

Sobre los viejos y los nuevos problemas de Durango que no precisa el dirigente nacional pueden incluirse “la soberbia y la arrogancia de la cúpula del poder” que se agudizaron en el último sexenio con la designación patrimonialista y caprichosa de funcionarios, candidatos y dirigentes en el gobierno y en el partido.

La dignidad en la política fue ultrajada al excluir a los cuadros partidistas de carrera y al premiar el amiguismo con todos sus derivados. Se desató la corrupción y repetidamente fueron ungidos personajes improvisados y sin militancia en los puestos de dirección del gobierno y del partido lo que generó la formación de un ejército de inconformes que trabajaron por la causa de la alternancia.

Álvaro Obregón decía que “el primer error es el que cuenta, lo demás son consecuencias”. Para muchos error grave de Jorge Herrera Caldera fue defender contra viento y marea la imposición de la candidatura de Esteban Villegas, cuando las encuestas indicaban que la mejor posicionada era Leticia Herrera. No vio o no quiso ver que en la capital del estado se irían con todo contra su candidato, minimizó los riesgos, luego llegaron las primeras consecuencias de su error con el desastre electoral y el bien guardado secreto del endeudamiento del estado y las acciones legales que vendrán  contra los responsables de corrupción.

Si La Laguna reivindicó al PRI de su derrota, esta región debe ser la trinchera estratégica de su reconstrucción estatal.


torrescastilloj@yahoo.com.mx