Leviatán

México sin sentido

Al hacer un recuento de los últimos acontecimientos que sacuden a losmexicanos, nos parece recomendable la lectura del pequeño gran libro México sin sentido, del investigador y filósofo Guillermo Hurtado, cuyo contenido se inscribe en la tradición de reflexiones filosóficas iniciada por Antonio Caso con sus Discursos a la nación mexicana, retomada por Samuel Ramos con El perfil del hombre y la cultura en México, por Leopoldo Zea, Jorge Portilla, Emilio Uranga, Luis Villoro y Octavio Paz entre otros.Publicado en la conmemoración del bicentenario de la independencia y del centenario de la revolución, el ensayo no tiene desperdicio, consta de 81 páginas y es un texto dirigido no a los especialistas de alguna disciplina “sino a mis compatriotas” y su pretensión es convencer a los mexicanos para “que cambien sus vidas para bien”.Considera que en el fondo de los problemas nacionales subyace una crisis “del sentido de nuestra existencia colectiva” caracterizada por nuestra falta de cohesión, dirección y confianza, que se manifiesta principalmente en la actitud que tenemos ante las adversidades, marasmo que nos impide organizarnos para “resolver los problemas concretos de México”. Piensa que para salir de la crisis actual  tenemos que hacer un esfuerzo extraordinario para superar el pesimismo y buscar entre todos ”un nuevo sentido” que oriente nuestra acción colectiva.Asegura que cuando una colectividad carece de sentido ha perdido su razón de ser “ha perdido el rumbo” y que la búsqueda de un nuevo sentido de nuestra existencia va unida a una necesaria transformación de nuestra democracia, que deberá sustentarse en una “profunda reforma moral de la sociedad” en la que los mexicanos podamos vivir de acuerdo con los valores que nos permitan construir una mejor sociedad.Propone cambios profundos y sostiene que la escuela es el espacio de acción para construir una filosofía para nuestra democracia que forme a los futuros ciudadanos  y que les ofrezca un horizonte de razones, valores e ideales.Concluye con una convicción y una esperanza, la convicción de que la democracia en México “debe extenderse y radicalizarse” y la esperanza de que nuestro país podrá remontar ésta   crisis cuando los mexicanos decidan cambiar su realidad y “tomar su destino en sus manos”.POSDATA. Al crónico abandono y trato diferenciado que los gobiernos de Coahuila y Durango le dan a la Comarca, destaca en la administración duranguense el hoyo negro de la exclusión sistemática de laguneros en el gabinete. El colmo es la colocación de duranguenses de la capital en puestos estatales en la región, relegando sin pudor a cuadros calificados de Gómez Palacio y Lerdo. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx