Leviatán

Faltan estadistas

Estadista es la persona experta en asuntos de Estado o de política. El político, según Winston Churchill, se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

Un verdadero estadista es capaz de conducir a su pueblo por el camino del progreso, posee atributos de liderazgo, conforma y dirige equipos humanos eficientes y cuenta con una visión amplia del tiempo y del espacio en el que se mueve.

Entre las muchas crisis que padecemos como país, muy  probablemente la crisis de la política es el fenómeno que más nos afecta como nación. Desde el propio presidente de la República, pasando por los gobernadores de los estados y los dirigentes de los partidos políticos, hasta los diputados, senadores y los impartidores de justicia dejaron de ser un referente de confianza y certidumbre para la sociedad.

El vacío es real y se manifiesta en el desánimo colectivo de una ciudadanía que ha perdido la esperanza de reivindicaciones que modifiquen y mejoren el rumbo del país.

Las élites dirigentes no están entendiendo la realidad. No hay experiencias compartidas ni visión de conjunto. No han dimensionado lo corrosivo que son para la democracia el saqueo de las arcas nacionales y todas las formas descaradas de la corrupción que se convirtieron en sistema de poder.

Son muchos los mexicanos indignados con el presente y recelosos con el futuro que hoy se erigen en fiscales, jurados, jueces y verdugos de un gobierno que perdió la sensibilidad y el control del poder. 

No es casual que en medio de una máxima tensión colectiva generada por el nuevo presidente de los EEUU al declarar en los hechos una guerra contra México, así como la ira ciudadana contra el aumento de la gasolina, surja la propuesta de que Carlos Slim, el hombre más rico de México sea el próximo presidente de la República, una ocurrencia que exhibe la debilidad y claudicación de nuestra política. 

Imposible no recordar la frase de Nemesio García Naranjo: Pobre de México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx