Leviatán

Durango vs La Laguna

El abandono de La Laguna frente al extraordinario desarrollo de la capital del estado es producto de la práctica patrimonialista y centralizada de una clase política localista y cerrada que acapara los beneficios que le corresponden a los municipios y los concentra en el Valle del Guadiana.

Desde hace muchos años esa concepción ha dejado heridas profundas y un sentimiento de exclusión y de agravio entre los pobladores de esta comarca. Templete la columna de este diario consigna que “Lo de Duranguitos contra laguneros sigue vigente”.

Históricamente desde la capital duranguense los municipios laguneros han sido marginados por el gobierno del estado. En el ámbito de la educación sistemáticamente fue bloqueado el Instituto “18 de marzo”, un referente emblemático de la juventud y de la identidad lagunera. No se le permitió crecer, se le desconoció el derecho a operar como universidad y a ejercer jurisdicción académica sobre todas las escuelas que finalmente se le entregaron a la Universidad Juárez de Durango. 

El Parque Industrial Lagunero de Gómez Palacio es un paradigma del poder cuando se ejerce para el bien o para el mal. En 1974 Carlos A. Herrera Araluce ya como alcalde y apoyado por el gobernador Mayagoitia Domínguez, logró su expansión y su crecimiento hasta convertirlo en el quinto parque industrial del país.

Fueron años de bonanza y de un gran desarrollo económico, sin embargo desde la capital apareció el celo político y la consigna de frenar al hombre fuerte de La Laguna golpeando los proyectos que impulsaba. Hubo un gobernador que le prohibió la apertura de un nuevo diario que hasta la fecha circula en la entidad y en los últimos dos sexenios esta región fue condenada al ayuno y a un castigo sin precedentes. El deterioro del parque industrial es una muestra del abandono que tiene dedicatoria.

El gobernador José Rosas Aispuro podría sentar un nuevo precedente al cuidar el trato a La Laguna. Elliderazgo de Leticia Herrera no debe permitir un atropello más a la dignidad política y moral de los laguneros.



torrescastilloj@yahoo.com.mx