Leviatán

Descomposición y hartazgo

La tragedia de Iguala puso al descubierto ante el mundo la debilidad y la descomposición de nuestras instituciones, así como  una grave crisis moral, política y de seguridad que afecta a toda la nación. La ominosa presencia del crimen organizado infiltrado en los cuerpos de seguridad y en la política,arrincona al país en el desencuentro,en el desasosiego y en la frustración frente al futuro.Mientras que no aparezcan los 43 estudiantes normalistas y no sean capturados el ex alcalde de Iguala, su esposa y el jefe de la policía municipal, la presión social no bajará, sin embargo el problema de fondo no se agota con éste caso, porque la violencia asociada al tráfico de drogas - que se disparó desde el sexenio anterior- continúa exhibiendo las debilidades institucionales, la corrupción de la política, la impunidad y el deterioro del Estado de derecho.Sobre la inseguridad el debate es disperso. Lugar común esla exigencia ambigua de una mayor participación social y  la demanda indefinida de un cambio en la estrategia para combatir el fenómeno delictivo que nos ahoga. El tema esde una complejidad extrema que trasciende al número de muertos y  desaparecidos y amenaza la viabilidad del Estado mexicano. Su tratamiento debe partir de un diagnóstico integral, como lo propone el experto Edgardo Buscaglia en su libro Vacíos de poder en México, reconociendo que la delincuencia organizada “es un fenómeno social y económico indeseable y no un fenómeno militar que pueda prevenirse o erradicarse mediante la represión”.La espiral de violencia se deriva en gran medida de nuestra vecindad con el mercado de drogas más grande del mundo y  el comercio libre que abastece de armas de alto poder a la delincuencia de nuestro país. Se sabe que la tragedia de Iguala es producto de una confrontación por el control del Estado de Guerrero que “produce el 98% de la amapola del país” que al decir del periodista Héctor de Mauleón ha invadido “el mercado estadounidense”. Documenta que el presidente Barack Obama envió el pasado 16 de septiembre una notificación al Congreso de su país “particularmente preocupado” por los altos índices de cultivo de amapola en Méxicoy lo identifica como “el principal proveedor de derivados de opio a Estados Unidos”.POSDATA.Con la toma del impuesto predial el Estado interviene y atropella a los cabildos de Gómez Palacio y Lerdo, como lo hizo al desaparecer las policías municipales y al adjudicarse la expedición de los permisos para circular sin placas. De nuevo son violentados el artículo 115 constitucional y la Ley del Municipio Libre, precisamente en el sexenio en el que se hizo público el compromiso de que serían los mejores años para La Laguna. 


torrescastilloj@yahoo.com.mx