La Feria

Los políticos en campaña… ¿y la cultura? (Tercera de tres partes)

La escasez de propuestas culturales, por parte de casi todos los candidatos a cargos de elección popular no es una cuestión que se circunscriba únicamente al campo de las artes y las manifestaciones artísticas. Su trascendencia es mucho más amplia y tiene qué ver con la forma en que los aspirantes a gobernar interpretan el mundo, la vida, el ser humano. Las innumerables promesas que han hecho, muchas de ellas sin ninguna posibilidad de que sean cumplidas (como las del Partido Verde, por ejemplo) reflejan la pobre visión que la mayoría de ellos tienen de Guadalajara, de Jalisco.

Centran sus propuestas en el mejoramiento de las calles, en la entrega de subsidios, condonaciones de impuestos y otras cuestiones que no pasan de ser buenas intenciones o, como en el caso de las calles, meras acciones superficiales. No van al fondo. En el caso de la seguridad, tan importante, parece que no hay ninguna base real para ofrecer mejoras, en un estado en el que las mafias han demostrado un amplio poder. Los candidatos no entienden que, en realidad, el futuro depende del fomento a la cultura. Y no sólo porque, como lo ha demostrado Ernesto Piedras, la cultura sea una de las industrias más productivas del país, sino porque a través de ella los seres humanos pueden transformarse a sí mismo, ampliar su visión del mundo y cambiar sus condiciones de vida. Ya lo decía Agustín Yáñez.

Pese a todo, hay algunos candidatos preocupados por fortalecer la actividad cultural. Entre ellos citaré a Verónica Delgadillo, aspirante a diputada por Movimiento Ciudadano, que sin ser una especialista, desde el Congreso de Jalisco logró llevar las cenizas del maestro Juan José Arreola a la Rotonda de las personas ilustres. Tal vez en el Cámara federal, si triunfa, pueda realizar una buena labor, Por allá se encuentra también, en calidad de asesor, Carlos Lara, ahora doctor y autor de varios libros sobre el tema.

En el PRD levantó la mano para representar en la legislatura local a los artistas, la candidata por el Distrito XII, Mónica Almeida, quien se reunió con parte de la comunidad cultural y ha sostenido que “los artistas pueden ser el alma y el motor de una nueva sociedad”. No es una frase vacía. La organización y la visión cultural puede ser elemento fundamental en esa nueva sociedad de la que habla.

No es la única en el PRD. Mientras que los candidatos que encabezan las encuestas (Villanueva, Rizo, Alfaro y Lemus) no alcanzan aún a delinear su programa cultural, Enrique Velázquez, aspirante a la alcaldía de Zapopan, tiene un programa de cinco ejes que incluye el fortalecimiento de la identidad cultural por medio de la consolidación simbólica de los imaginarios colectivos, la gestión cultural comunitaria, el desarrollo de la infraestructura cultural, el fortalecimiento de la actividad artística y la creación de cadenas productivas culturales. Todo un plan de trabajo, donde Santiago Baeza ha sido elemento básico. Ojalá que las buenas intenciones les alcancen.

 

jorge_souza_j@hotmail.com