La Feria

Los políticos en campaña… ¿y la cultura? (Segunda de tres partes)

Los minutos pasan. Las aguas de la política corren con mayor fluidez, aproximándose al momento de las votaciones, y las propuestas políticas de los candidatos a las alcaldías de Zapopan y de Guadalajara llegan a cuentagotas. Ricardo Villanueva, el aspirante más publicitado (más que por el PRI, por el Partido Verde, que ha gastado cientos de millones de pesos en publicidad…)  nada tiene en claro aún. Su asesora, Margarita Hernández, ha elaborado las bases teóricas de una burocracia cultural totalmente desvinculada de la comunidad artística.

Enrique Alfaro, candidato del Movimiento Ciudadano a Guadalajara, ha dicho que destinará cien millones de pesos a los programas culturales, pero sin dejar en claro cómo o en qué se aplicará esta cantidad. Martín Almádez, su asesor principal, no ha dado a conocer ningún programa en concreto; sin embargo, parece clara la intención del MC de apoyar la cultura, como lo prometió en las reuniones que realizó con los artistas hace tres años. Tal vez Pablo Lemus, el candidato del MC a Zapopan confíe en que el propio Almádez elabore su programa, ya que hasta el momento se ha centrado en otros aspectos del desarrollo zapopano para realizar sus propuestas y no en la actividad cultural.

También en Zapopan, Salvador Rizo se ha puesto las pilas y aprovecha la cercanía con el equipo de Gabriela Serrano, actual directora de cultura, y la información de esa dependencia para comenzar a construir una propuesta propia. Aunque no es oficial, Nesly Mombrun, en ratos libres, le ha brindado un apoyo. Nadie puede dudar que Nesly tenga vínculos con la comunidad artística del municipio.

Los aspirantes del PAN, concentrados en otros aspectos, han dejado la cultura para el final. Alfonso Petersen, aspirante por Guadalajara, apenas busca ahora quién le apoye en la creación de su proyecto cultural. En tanto, Guillermo Martínez Mora, candidato a la alcaldía de Zapopan, reaccionó en días recientes y pidió apoyo a Cecilia Wolf, quien está vinculada con la comunidad cultural gracias al buen trabajo que realizó como directora de Cultura de Guadalajara, hace ya una década.

Pero, quien trae el proyecto más sólido, vinculando la actividad artística y cultural con el desarrollo social, es el candidato perredista en Zapopan, Enrique Velázquez, quien se ha apoyado en un batallador e inteligente Santiago Baeza para construir su propuesta. Santiago ocupa el renglón número uno en la planilla de Enrique, por lo que no sería extraño que se convierta en el próximo regidor de Cultura de Zapopan, lo que sería positivo para el municipio. Celia Fausto, aspirante del PRD a Guadalajara, no ha abierto la boca en lo cultural.

Extraño que no se hable de que Ricardo Duarte o Ignacio Bonilla, ambos políticos de la cultura con larga y acertada trayectoria, participen en los equipos de alguno de los candidatos. Tal vez porque ambos cubren trabajos culturales en dependencias del municipio de Guadalajara y del gobierno estatal, respectivamente. Cualquiera de ellos tiene la claridad suficiente para armar más de un proyecto de esta índole.