La Feria

El peligro no es Trump, somos nosotros

El periodista Luis Reyes Brambila, fundador de Vallarta Opina, ante una situación adversa, suele decir: “Nosotros vayamos a lo nuestro. Ellos que hagan lo que quieran”. Esta frase guarda una enseñanza que, en estos momentos, debería actualizarse, lejos de miedos y vacilaciones, en esta forma: “Que Donald Trump y el dólar hagan lo que quieran, nosotros vamos a lo nuestro”.

Y es que, sin ahondar en la postura del próximo presidente de Estados Unidos, lo cierto es que nosotros, los mexicanos, debemos ir a lo  nuestro; es decir, a trabajar en los distintos niveles de la producción, en la creación de una nueva forma de vivir, y en la generación de una estructura de desarrollo que nos permita avanzar y mejorar.

Trump no es, desde esa perspectiva, el mayor peligro. El verdadero riesgo surge de nuestro país, donde un gobierno corrompido ha arrebatado al pueblo su riqueza petrolera, energética y minera para entregarla a empresas extranjeras y grupos de la élite.

El verdadero riesgo es la miseria que crece incesantemente y la desigualdad que alcanza niveles alarmantes. El riesgo son los amplios cinturones de pobreza que propician desintegración familiar, violencia y adicciones; el caldo de cultivo del que surgen los reclutas de los cárteles: jóvenes sin oportunidades, violentados, ignorantes, que no saben de misericordia.

El verdadero riesgo está en México, en donde, a pesar de los recursos, no hemos sido capaces, desde hace años, de producir nuestros propios alimentos.

El verdadero riesgo es la posibilidad de que se desborde la inconformidad (muy justificada, por cierto) y surja la violencia: una violencia que no conduciría a nada, sino al dolor y la sangre. ¿Cuál revolución, aún después de triunfar, ha mejorado las condiciones de vida de las personas? Al contrario, tras cada revuelta el nuevo Estado se atrinchera con mas fuerza y olvida las reivindicaciones populares, como ha ocurrido, por ejemplo, con la reciente Primavera árabe.

Tampoco he visto que los poderosos, la élite, el gobierno, hagan caso a las quejas del pueblo. Desde que Salinas de Gortari dijo “ni los veo ni los oigo”, al referirse a los quejosos, ningún presidente ha atendido los reclamos de quienes menos tienen.

Así que mi recomendación va en el sentido que marca Reyes Brambila: En cuanto  Trump, que haga lo que quiera; nosotros vamos a lo nuestro.

En cuanto a México, ya es hora de votar en contra de los partidos (PRI, PAN, PRD) que crearon el Pacto y permitieron que el petróleo y la energía eléctrica se entregara a empresas extranjeras y a los grupos de poder mexicanos.

En tanto, continuemos las protestas pacíficas, organicémonos en grupos y en redes, generemos una nueva cultura que incluya una educación distinta, recuperemos valores, generemos alimentos mediante huertos caseros y ahorremos en previsión de un posible desajuste mayor.

Que la crisis no nos lance a la violencia, sino a la reflexión. Que nuestra inconformidad se vuelva productiva. Vayamos a lo nuestro, mientras el entorno se sacude.

jorge_souza_j@hotmail.com