Cosmovisión

Tal vez

Tal vez voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena. Tal vez sufra innumerables desilusiones, pero haré que ellas pierdan la importancia delante de los gestos de amor que encuentre.

Tal vez no tenga fuerza para realizar todas mis ideas, pero jamás me consideraré un derrotado. Tal vez sufra una terrible caída, pero no me quedaré mucho tiempo mirando el suelo.

Tal vez sufra una injusticia, pero jamás asumiré el papel de víctima. Tal vez una de esas noches frías derrame muchas lágrimas, pero jamás tendré vergüenza por hacerlo. Tal vez sea engañado muchas veces, pero no dejaré de creer que en algún lugar alguien merece mi confianza.

Tal vez con el tiempo reconozca que cometí muchos errores, pero no desistiré de seguir recorriendo mi camino. Tal vez con los años pierda grandes amigos, pero aprenderé que aquellos que son verdaderos jamás estarán perdidos.

Tal vez alguien quiera mi mal, pero continuaré plantando las semillas de fraternidad por donde pase. Tal vez me quede triste al percibir que no consigo seguir el ritmo de la música, pero entonces haré que la música siga el compás de mis pasos.

Tal vez hoy me sienta débil, pero mañana recomenzaré, aunque sea de manera diferente. Tal vez  nunca aprenda todas las lecciones, pero sé que las verdaderas enseñanzas ya están grabadas en mi interior.

Tal vez me deprima por no saber la letra de una canción, pero estaré feliz con las otras capacidades que si poseo. Tal vez no tenga motivos para grandes conmemoraciones, pero no dejaré de alegrarme con mis grandes conquistas.

Tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero en vez de huir, correré detrás de lo que deseo. Tal vez no sea exactamente quien me gustaría ser, pero pasaré a admirar a quien soy.

Porque al final sabré que con incontables dudas, soy capaz de construir una vida mejor. Porque al final no habrá ningún “tal vez” y sí la certeza de que mi vida valió la pena y yo hice lo mejor que podía. Aristóteles Onassis.

Amigo lector, Anteponga el “ya lo hice” al “me quede con las ganas”. Y cierto que vida sólo hay una... ¡Vívala plenamente!

Recuerde el sabio consejo: “En vida hermano... en vida”. ¿Qué opina?