Cosmovisión

El principio 90/10


Le comparto un interesante consejo de Stephen Covey:El principio 90/10.

Este principio cambiará tu vida (al menos la forma en cómo reaccionas a situaciones). ¿En qué consiste?: El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa, y el 90% por la forma en cómo reaccionas. Es decir, no tenemos control sobre el 10% de lo que nos sucede. No podemos evitar que el auto se averíe, que el avión llegue tarde, que el tráfico se congestione, etc. lo cual afectará nuestros planes. Pero el otro 90% tú lo determinas con tu reacción y... ¡tú puedes controlar como reaccionas!

Un ejemplo: Estás desayunando con tu familia. Tu hija tira una taza de café y chispea tu camisa. Tú no tienes control sobre lo que acaba de pasar. Lo que suceda será determinado por tu reacción. Regañas severamente a tu hija. Ella rompe a llorar. Luego culpas a tu esposa por colocar la taza muy cerca de la orilla de la mesa. Vociferando te cambias de camisa. Cuando regresas, encuentras a tu hija llorando, terminándose el desayuno y estar lista para la escuela. Ella pierde el autobús. Tu esposa debe irse inmediatamente a su trabajo. Te apresuras a salir y llevar a tu hija a la escuela. Como vas atrasado, manejas a una velocidad no permitida. Después de 15 minutos de retraso y la correspondiente multa de tráfico, llegas a la escuela. Tu hija baja corriendo sin despedirse.

Al llegar a la oficina, 20 minutos tarde, te das cuenta que se te olvidó tu portafolios. Tu día empezó terrible, y pinta para peor. Ansias llegar a tu casa, y al llegar, encuentras resentidas a tu esposa y a tu hija, por como reaccionaste en la mañana.

La causa de tu mal día, fue: ¿el café?, ¿tu hija?, ¿la multa? o ¿tú mismo? La respuesta es: Tú mismo. Si bien no tenías control sobre lo que pasó con el café, sí de la forma en cómo reaccionaste (esos 5 segundos fue lo que causó tu mal día).

¿Qué debió haber sucedido? El café te chispea. Tú hija está a punto de llorar. Tú gentilmente le dices, “está bien cariño, solo necesitas tener más cuidado la próxima vez”. Después de cambiarte la camisa y agarrar tu portafolio, miras a través de la ventana a tu hija tomando el autobús. Ella voltea y se despide de ti. Dos escenarios diferentes. Ambos empezaron igual... Ambos terminan diferente.

Así, cuando alguien diga algo negativo acerca de ti. No lo tomes muy apecho. Deja que el ataque caiga como el agua sobre el aceite. No dejes que los comentarios negativos te afecten. Reacciona apropiadamente y no arruinará tu día. Una reacción equivocada podría ser fatal.

No dejes que lo que no controlas arruine tu día. Si perdiste tu empleo, ¿por qué enojarte y perder el sueño? Mejor usa esa energía y tu tiempo para encontrar otro trabajo. Estresarse sólo empeora las cosas.

Ahora que conoces el principio 90/10... Aplícalo. ¿Usted qué opina?