Cosmovisión

El código Bushido

Los siete principios  del código que rigen la vida de los samuráis:

1. Honradez y Justicia: Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la Justicia. Para un  samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

2. Valor: Álzate sobre la gente que teme actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Arriésgate. Vive plenamente. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

3. Compasión: Mediante el entrenamiento intenso el samurái se convierte en rápido y fuerte. Desarrolla un poder que usa en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

4. Cortesía: Un samurái no necesita demostrar su fuerza. Es cortés incluso con sus enemigos. Recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás.

5. Honor: Un samurái solo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quien eres en realidad. No puedes ocultarte de ti mismo.

6. Sinceridad Absoluta: Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada lo detendrá en su realización. No ha de “dar su palabra”. No ha de “prometer”. Hablar y hacer son la misma acción.

7. Deber y Lealtad: Para el samurái, haber hecho o dicho “algo”, significa que es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Las palabras de un hombre son como sus huellas, puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

Comentarios: Sobre el Respeto: Un alma sin respeto es una morada en ruinas. Debe ser demolida para construir una nueva. Sobre la Excelencia: La perfección es una montaña abrupta que debe ser escalada a diario. Sobre el Honor: La vida no es eterna, el deshonor, sí. Sobre la Muerte: El samurái nace para morir. La muerte no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida.

“Sed fiel al Código y vuestro honor crecerá. Rompedlo, y vuestro nombre será denostado por las generaciones venideras”.

Amigo lector, usted ¿qué opina?