Cosmovisión

Reglas de oro

No critique: Haga su vida y deje vivir. Enfóquese en usted mismo y en sus acciones. Recuerde: Nadie es mejor que otro.

Escuche y guarde silencio: Deje hablar a las persona, escúchelas, présteles atención, no interrumpa y déjelas que se explayen; al estar más atento entenderá mejor lo que le digan, y cuando llegue su turno de responder, trate de ser lo más preciso y sincero posible.

Acepte a las personas como son. No tiene el poder de cambiarlas ni de cambiar una situación. No gaste su energía. Recuerde: Todos somos humanos. Si una persona no desea modificar su pensamiento o su actitud, nada puede hacer frente a eso.

Cuando pase algo malo, calle, analice y piense antes de hablar. Que sus primeros impulsos no sean la ira, el odio o la violencia. Piense y analice cada palabra que vaya a decir, que ellas pueden desencadenar consecuencias desfavorables para usted y/o herir a terceros. Recuerde: Las palabras pueden herir aún más que los golpes.

Ayude sin interés, en su momento, el universo se lo devolverá: Ayude a quien lo necesite sin esperar nada a cambio... Tarde o temprano será recompensado. Recuerde: Hoy por ti, mañana por mí.

No se aferre a lo material, que eso es como el agua, va y viene: Lo material que tenemos o que podremos llegar a tener, es solo temporal. Recuerde: Carpe Diem.

No piense tanto las cosas... accione: El tiempo pasa y no se detiene, el momento es ahora, impúlsese a realizar todos sus sueños. Recuerde: No deje para mañana lo que pueda hacer hoy.

Siempre hablarán bien o mal... usted, siga su corazón: Haga lo que haga, la sociedad siempre lo juzgará. No deje que esas opiniones lo influyan. Recuerde: Tal vez sea verdad que un corazón es lo que mueve el mundo.

Evite toda situación de conflicto: Evada las discusiones y los problemas, son tóxicos y negativos. De no poder hacerlo, es preferible alejarse.

Sea honesto con sus palabras y aún cuando hieran, no se guarde nada: Diga siempre la verdad, sea transparente y honesto.

 Agradezca por lo más mínimo que posea: Sea agradecido por todo lo que tiene. Sea mucho o poco, agradezca cada cosa que tiene... Siempre habrá algo por qué agradecer. Autor anónimo.

Amigo lector: usted, ¿qué opina?