Cosmovisión

Lección de perseverancia

¿Ha observado la actitud de los pájaros ante las adversidades? Están días y días haciendo su nido, recogiendo materiales a veces traídos desde largas distancias. Y cuando está terminado y están prontos para poner los huevos, las inclemencias del tiempo, la obra del ser humano o de algún animal, destruye y tira por el suelo lo que con tanto esfuerzo construyeron.

¿Qué hace el pájaro? ¿Se paraliza y abandona la tarea? De ninguna manera. Vuelve a recomenzar, una y otra vez, hasta que logra depositar en el nido los primeros huevos. A veces -muchas veces- antes de que nazcan los pichones, algún animal, un niño o una tormenta, destruyen el nido, pero esta vez con su precioso contenido. Duele recomenzar, pero aun así el pájaro jamás enmudece ni retrocede, sigue cantando y construyendo... construyendo y cantando.

¿Ha sentido que su trabajo, su familia o su vida no son lo que soñó?  ¿Ha querido decir basta, no vale la pena el esfuerzo, esto es demasiado para mí? ¿Está cansado de recomenzar, del desgaste de la lucha diaria, de la confianza traicionada, de las metas no alcanzadas cuando estaba a punto de lograrlo?

Por más que lo golpee la vida no se entregue nunca, ponga su esperanza al frente y arremeta. No se preocupe si en la batalla sufre alguna herida, es de esperar que algo así suceda. Junte los pedazos de su esperanza, ármela de nuevo y vuelva a arremeter. No importa lo que pase, no desmaye, siga adelante. La vida es un desafío constante pero vale la pena aceptarlo. Y sobre todo... nunca deje de cantar. Autor anónimo.

Amigo lector, nunca dude que acciones mediocres no producen resultados extraordinarios; que a todo gran reto siempre lo acompañan grandes obstáculos y que siempre habrá quienes lo critiquen porque su opinión no coincide con la de ellos. No se detenga, ni se venza, luche y aférrese a sus deseos. Convenga que más importante que darse cuenta que tiene problemas, es resolverlos.

Cierto que nadie responderá por usted, sea firme ante las dificultades y constante en la consecución de sus metas. Enfrente los retos con determinación y sin miedo. Transforme sus sueños... deles vida.

Asienta que la perseverancia es la interminable lucha ante la adversidad, la que sin importar la magnitud de los retos y las dificultades, lo conduce al logro de sus metas. Es creer en sí y tener la fe y la convicción para lograrlo.

Convénzase que sólo quienes no han experimentado lo que pueden hacer ante una situación desesperada, no conocen el poder de la perseverancia. Que el éxito sólo está reservado para quienes están dispuestos a alcanzarlo, y que la gran diferencia entre triunfo y fracaso está en perseverar o no hacerlo.

Que no le asuste llegar a dónde otros no han podido. Usted tiene el control... usted es el responsable. ¿Qué opina?