Cosmovisión

Fuentes de pensamiento autodestructivo

1. SER CATASTROFISTA: Es la mejor manera de maximizar la ansiedad. Ante una situación difícil, las personas catastrofistas siempre imaginan el peor escenario posible.

2. EXAGERAR LO NEGATIVO Y RESTARLE VALOR A LO POSITIVO: Normalmente estas dos características van de la mano y ambas contribuyen a generar un estado de ánimo depresivo.  El mejor ejemplo sucede cuando dice algo positivo y automáticamente utiliza la palabra “pero” para introducir algo negativo. Antes que reforzar el componente negativo o restarle valor al positivo, al menos, en su evaluación, deles el mismo peso.

3. CREER QUE SABE LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS: Mejor que creer saber las motivaciones y/o razones que las personas tienen para actuar cómo lo hacen, asuma que el pensamiento de los demás es algo que escapa de su control.

4. PRETENDER SER SIEMPRE UN EXPERTO: Es la receta ideal para generar estrés, ya que lo obliga a estar siempre a la defensiva. Antes que aceptar que el error no es una opción para usted, asuma que equivocarse forma parte de la vida.

5. LOS “DEBERÍA”: Es un patrón de pensamiento muy común que genera culpabilidad y enfado. Los “debería” suponen la existencia de reglas inquebrantables tanto para usted como para los demás. La culpabilidad surge cuando usted rompe las reglas, el enfado cuando los demás las quebrantan. Pero no olvide que el concepto que usted tiene sobre lo que debería y no debería ser el mundo es sólo suyo, y que la otra persona puede tener un concepto diferente, aunque totalmente válido.

6. CULPAR: Ocurre cuando se siente responsable del sufrimiento de los demás, o bien cuando responsabiliza a los demás por su propio sufrimiento. Acepte que cambiar a los demás o cambiar las circunstancias que lo rodean no es siempre una tarea fácil y/o posible, que lo único que puede  cambiar es a sí mismo.

No caiga bajo la influencia de ninguna de estas formas de pensamiento autodestructivo, sea consciente que esas maneras de pensar existen y forman parte inherente de su pensamiento cotidiano. Cuestiónelas y evítelas. Aprenda a anticiparse a esos pensamientos y a transitar por un camino diferente. Autor anónimo.

Amigo lector, ¿qué opina?