Cosmovisión

Elimine la basura emocional

¿Pensamientos positivos o negativos?, usted elige: Los pensamientos negativos producen  malestar y generan ansiedad, los positivos, todo lo contrario. Potencie lo bueno que quiere atraer y su pensamiento abrirá el camino emocional que lo ayudará a alcanzarlo.

La actitud determina el estado de ánimo: ¿Ha tenido la sensación de vivir un mal día desde que se levanta hasta que se acuesta? o, por el contrario, ¿no le ha pasado que siente que se come el mundo, y que todo lo que acontece a su alrededor parece estar en sincronía con usted? Lo que determina uno u otro, es la actitud con la que enfrenta el día. 

Voluntad sin acción es papel mojado: Cierto que la voluntad es la capacidad para decidir si realiza un determinado acto o no, ¿por qué escoger quedarse en la oscuridad pudiendo ver la luz? Salga de su zona de confort, pierda el miedo a avanzar, explore nuevos horizontes y deje que la vida lo sorprenda.

Autoestima: Asienta que lo que nos define no son las opiniones positivas que los demás puedan tener, ni las críticas a las que nos veamos expuestos, sino la valoración que hacemos de nosotros mismos. Téngase confianza. Acepte que usted es el único responsable de lo que le pasa.

Aceptación, pero no olvido: Supere sus miedos, frustraciones y heridas emocionales. Entienda que sí el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional, que antes que negar un malestar para superarlo, necesita admitirlo para cambiarlo.

Críticas, ¿constructivas o destructivas?: La diferencia entre una crítica constructiva y una destructiva es la intención con la que se dice, las palabras que se utilizan y la manera de decirla. Si a las críticas destructivas, no les da importancia, no las vivirá como una ofensa.

La comunicación: Una buena o mala comunicación puede marcar la diferencia entre tener una vida tranquila o una llena de problemas. Procure una comunicación efectiva: Tenga la actitud adecuada, céntrese en un tema en concreto, escuche con atención, exprésese de forma clara y directa, diga lo que piensa y sienta, acepte la opinión del otro, no de nada por supuesto y pregunte. Autor anónimo

Amigo lector, ¿para qué complicarse más la vida? Usted ¿qué opina?