Cosmovisión

Buscando empleo

Hace días recibí un “chiste” por WhatsApp que mucho llamó mi atención. Se lo comparto:

El muchacho termina el bachillerato y no tiene ganas de estudiar nada. Como el padre es un tipo de renombre, lo aprieta:

- ¿Ah? ¿No quieres estudiar flojo? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar. ¿Estamos?

El padre, que es un hombre rico, metido en la política y tiene algunos amigos políticos dada su larga trayectoria, trata de conseguirle un empleo y habla con uno de sus compañeros de partido que está en este momento en el gabinete, y le dice:

- Rodríguez, ¿Te acordarás de mi hijo? Pues fíjate que terminó el bachillerato y no quiere estudiar. Si puedes, necesitaría ya un puesto para que empiece a trabajar mientras decide si va a seguir una carrera. El asunto es que haga algo y no vague ni pase en la casa haciendo nada, y así a ver si se compone y hace algo de provecho. ¿Me entiendes?

A los 3 días llama Rodríguez: - Tito, ya está. Asesor del Presidente de la República. Unos $90.000 al mes, belleza ¡verdad!

No, ¡No, Rodríguez, entiéndeme! ¡Es una locura!, recién inicia. Tiene que empezar de abajo, y con mucho dinero, se va a poner peor.

A los 2 días, de nuevo Rodríguez: - Tito, ya lo tengo. Le conseguí un cargo de Asistente Privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, de $40,000 al mes.

¡No, Rodríguez!, ¡Acaba de salir de la prepa! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar. ¿Me entiendes?

Al otro día: - Tito, ahora sí... Jefe de compras en la Delegación de la SCT, ya está, claro que el sueldo se va muy abajo. Serán $30,000, nada más.

- Pero Rodríguez, ¡por favor!, consígueme algo más modesto. Va empezando... Algo de unos $5,000 ó $ 6,000.

- Eso es imposible, Tito.

- ¿Porqué?

- Porque esos cargos son por concurso, necesita: currículum, inglés, título Universitario, haber hecho por lo menos una maestría o un post-grado en el extranjero, haber hecho mérito, estar afiliado a un sindicato... Antecedentes... Y por supuesto, experiencia previa.

Está difícil, Tito, está muy difícil. Trabajos así no se encuentran tan fácilmente. Autor anónimo.

Amigo lector, ¿verdad o ficción?, usted ¿qué opina?