Cartas de América

Día del internet y en México sólo se ve Tele

A los mexicanos nos pasa como el Cuento de los hermanos Pinzones de Ibargüengoitia, vivimos siempre en dos realidades, creyendo ser parte de una, cuando en realidad estamos más en otra; pero siempre que podemos, imaginamos para nuestra desgracia, cómo sería estar en la que a veces nos hacen creer que estamos.

A los mexicanos nos pasa como el “Cuento de los hermanos Pinzones” de Jorge Ibargüengoitia, vivimos siempre en dos realidades, creyendo ser parte de una, cuando en realidad estamos más en otra; pero siempre que podemos, imaginamos para nuestra desgracia, cómo sería estar en la que a veces nos hacen creer que estamos. De tal forma, que como Memo Pinzón, ni nos vasta con lo que tenemos, ni queremos más, porque simplemente, no sabemos lo que tenemos, ni mucho menos sabemos qué queremos.

Así nos pasa con el acceso a las tecnologías de la información y comunicación (TIC´s), en donde el movimiento #YoSoy132, el “bullying” cibernético masivo a los políticos partiendo por quien encabeza a la nación, o simplemente, saber que “todos tienen Face”, nos hace pensar que tenemos todo bajo control cuando se trata de acceso a la red. Pero no.

Hoy, 17 de mayo, Día Mundial del Internet desde 2005, México tiene otro tanto en contra: el último lugar entre los países de la Organización de la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) con personas con acceso al internet. El INEGI nos regaló la “ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL... DÍA MUNDIAL DE INTERNET (17 DE MAYO)” (http://goo.gl/FrbdeH). Veamos.

Son 46 millones de mexicanos los que entran a la red, menos de la mitad. Serían más, pero seis millones con computadora en casa, no lo hacen por falta de recursos para pagarlo.

Las enciclopedias han sido dramáticamente sustituidas por el uso indiscriminado de la información fácil y chatarra de algún buscador, 64% de nuestros internautas, usan la red para buscar algo. Mientras que casi la mitad, se comunica por ahí: 42.1 por ciento. Y un elevado número, le da un uso muy limitado, tanto como su propia limitación les permite: 36.2% lo usa como entretenimiento. Lo bueno es que 35.1 por ciento se apoya en él para sus labores educativas, a pesar de que 34.5% por ciento, declara usarlo para sus redes sociales.

Otro dato demuestra el débil vínculo entre los internautas mexicanos y su gobierno, sólo 2 por ciento lo usa para comunicarse con su alguna instancia de la administración pública, es decir, una herramienta tan útil, no está sirviendo para que esos 46 millones consigamos evitar las filas burocráticas y ahorrar toneladas de papel interminables en trámites que siempre llevan al cobro de impuestos. Mejoran nuestros servicios, mejora la recaudación.

Esperemos que esto cambie rápidamente, ya que el crecimiento de los usuarios, a pesar del elevado costo, es acelerado: en 2001 había 7.1 millones y para 2013, los 46 millones mencionados en un principio. Y los más impactante, de éstos, ¡23.6 está entre los 12 y 17 años!

Si contrastamos lo anterior con que sólo 4.3% tiene más de 55 años, entendemos porque es la juventud la dueña del concepto TIC y no aquellos adultos mayores de 35 años que no pueden desde sus escritorios enlazarse con las casi tres cuartas partes del total (67.3%) de navegantes que son jóvenes que día a día están moviendo al mundo desde una computadora. Ellos, permanecen estáticos y temerosos ante una realidad que los ha rebasado.

Con las tendencias en ése orden, en pocos años una computadora con internet será tan usual como un teléfono fijo en la casa de alguien de más de 35 años, siendo éstos últimos, los adultos no jóvenes, un grupo de edad que corre el riesgo de pasar a ser tan anticuado como una caseta telefónica “Ladatel”.

Y lo triste es que así está México en relación a los países con lo que “compite” según los motivos de nuestra inclusión en la OCDE. En donde Corea del Sur es como un adolescente que tiene a 97.2 por ciento de su población conectada, los Estados Unidos están entrando en un edad madura con 71.1%, y nosotros, en la cola de la lista, somos unos dinosaurios caminando muy lento con 30.7 por ciento.

Hemos sido rebasados por Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay. Todos ellos, con fechas de estimaciones anteriores a la nuestra, reflejan un  mayor número de gente en las olas de la web. De tal forma, que somos dentro de la OCDE y de América Latina, lo mismo que Guerrero, Oaxaca y Chiapas son frente al Distrito Federal y los estados fronterizos en este rubro.

A pesar de conseguir colocar  de vez en cuando un “trending topic mundial”, México sigue siendo un país con los ojos puestos en las pantallas de la televisión (94.9% tiene una en su casa) y los programas basura del duopolio, y no en la infinita red de información y comunicación del internet. Como Memo Pinzón que quería ser Meme Pinzón, porque en realidad, hubiera dicho mi tocayo Ibargüengoitia, sólo tenía una tele, pero con internet.

Twitter: @Luentes   

luentes@gmail.com