Trampantojo

Huentitán: el respeto a la memoria

Estamos en la antesala de la esperanza  y nos encontramos ante el escenario del progreso material positivo que podremos alcanzar si somos capaces de comprender la lógica de la civilización.

ICONIA significa todo lo que no debemos hacer para que la ciudad crezca y se desarrolle. Simboliza la desafortunada concepción de un proyecto voraz  y depredador de los valores ambientales, y que atenta contra los más elevados principios de la preservación de la riqueza que estamos a obligados a legar a los hijos de nuestros hijos. Es, además, el botón de muestra que evidencia de cuerpo entero la verdadera postura de quienes están a cargo de administrar el patrimonio común y que, mediante acciones como las que pretenden, demuestran el desinterés por el bien público y los exhibe como garantes de la sumisión a los intereses del capital que privan sobre las aspiraciones por vivir en entornos privilegiados.

HUENTITÁN merece contar con el soporte de estrategias que le permitan acceder a mayores niveles de bienestar. Es imperativo implementar programas de intervención que propendan al mejoramiento de las condiciones materiales de la planta física que conlleven a consolidar la armonía social y así mismo propicien la sana convivencia entre los vecinos que allí viven, piensan y actúan. Es menester proveer de insumos espaciales que faciliten la tarea de promover actividades de índole cultural y recreativa, así como aquellos que ofrezcan la posibilidad de fomentar el deporte y la salud para alcanzar la felicidad.

GUADALAJARA requiere, con inteligencia, encontrar recursos y generar instrumentos para dotar de equipamiento institucional a este valioso sector citadino que representa un lugar de gran relevancia para crear y construir las bases para proyectar un futuro de oportunidades compartidas en donde se concentren las aspiraciones y deseos de los tapatíos y los jaliscienses. Si, es muy importante que existan allí espacios institucionales y edificios cuya sustentabilidad exprese la voluntad política de trascender la dimensión inmediatista de los intereses privados que se quieren aprovechar de lo que es de todos para su propio enriquecimiento.

Estamos en la antesala de la esperanza  y nos encontramos ante el escenario del progreso material positivo que podremos alcanzar si somos capaces de comprender la lógica de la civilización y la conciencia de nuestros hechos en defensa de lo que nos pertenece gracias a quienes nos lo heredaron. Recuperar el terreno de ICONIA será un acto de respeto a la memoria.

jfa1965@gmail.com