TODOTERRENO

La suerte está echada

“La suerte está echada”, como dijo Julio Cesar al cruzar el río Rubicón. Cada vez es más insistente el rumor que el candidato del PAN/PRD José Rosas Aispuro Torres, será el próximo gobernador de Durango. Cuántas veces hemos escuchado versiones de otros  Estados de la República donde se desarrollan elecciones para gobernador, que tal o cual candidato tiene ganada la gubernatura.

Y la gran mayoría de las veces, resulta atinada la visión de la vox populi. Este fenómeno político se está escuchando y va en aumento en Durango donde el electorado no solo de dicha entidad federativa,  sino de otros Estados de la República da por triunfador como próximo gobernador de Durango al “Güero” José Rosas Aispuro.

Con igual insistencia se escucha que en Gómez Palacio el electorado le cobrará facturas pendientes (son varios sexenios) por las falsas promesas que cada seis años profieren los candidatos del PRI a la gubernatura, que dicho sea de paso, últimamente provienen de la capital del Estado. La factura en mención, se harán efectivas en forma de voto cruzado, es decir, voto para Lety Herrera (PRI)  como alcaldesa y voto para Rosas Aispuro (PAN/PRD) como gobernador.

Debemos recordar que se tenían grandes esperanzas de que fuera elegida como candidata del PRI a la gubernatura a Lety Herrera 100% lagunera, misma que, por disciplina a su partido aceptó la candidatura  a la  alcaldía por Gómez Palacio, la cual todo hace suponer será su próxima alcaldesa, pero el pueblo ya la daba por candidata del PRI  a la gubernatura de Durango, agravio que será el fiel de la balanza en las ya próximas elecciones del 05 de junio. Cuando el río suena es que agua lleva. El pueblo tiene memoria y los antecedentes del PRI tienen pasado. La suerte está  echada.

Otrosí digo. Las palmas son íconos de nuestra región, mismas que poseen elegancia y garbo, lo que carecen tanto el huizache como el mezquite, además dichos árboles  tienen espinas muy agresivas, que han dañado a muchas personas, hasta pérdida de ojos han ocasionado. El sustituir las palmeras por huizaches y mezquites, como pretende el municipio,  restaría imagen a la ciudad. Existen palmeras que son inmunes al amarillamiento letal, mismas que deben adquirir las autoridades de Torreón. Imaginemos las avenidas Morelos y Juárez con huizaches y mezquites. Torreón sin palmera no es Torreón.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx