TODOTERRENO

No solo de PAN vive el hombre

Todo parece indicar que por más méritos que hizo Rodolfo Walls, como regidor de oposición, en la pasada administración, donde los  trajo a rienda corta, tanto él como la sindica de minoría Luz Natalia Virgil a toda la administración de Olmos, sus “compañeros” de partido no lo valoraron.
Pues no lo dejaron ni siquiera registrarse para la contienda interna, argumentando que no reunía las firmas requeridas, es decir, tenía que juntar 58 rubricas de activos panistas, mismas que llevó, confiándose en que algunas  las reuniría el grupo de Batarse y Anaya,  con el cual previamente había pactado una alianza y otras las recabó el mismo Walss.
Pero resulta que muchas de las firmas reunidas por el grupo de Batarse y Anaya ya habían sido comprometidas a otros contendientes y otras ni siquiera activos panistas eran y dada la duplicidad e inexistencia de rubricas le fue rechazado su registro como posible precandidato panista para diputado local.  Más aún Rodolfo, participó y ganó una encuesta  realizada en el distrito 9. Donde el haber obtenido el triunfo lo posesionaba como candidato único por dicho distrito en automático. Dicha encuesta tampoco fue respetada. Definitivamente el PAN, el enemigo lo tiene en casa. Pues la jugada de excluir por cuestiones administrativas  de no poder registrarse por haber “incumplido” 58  -le faltaron 12-  firmas, mismas que aparentemente las iban a recabar el grupo de Batarse y Anaya fue una jugada sucia. Pero ya lo dice el refrán, en el amor y en la política todo se vale. Igual Walls está pagando facturas de antaño con dicho grupo, pero en política los pleitos nos son para siempre. Porque perdiendo ganan y ganando pierden. Ya lo vimos cuando a Zermeño tampoco lo dejaron contender para Alcalde, no obstante que hasta la misma oposición se daba por perdida si el PAN lo lanzaba como su candidato. Los caprichos cuestan, pero tal parece que dicho grupo que domina internamente al PAN, eso los tiene sin cuidado.
Tanto Jorge Zermeño, como ahora Rodolfo Walls, la posibilidad de triunfar eran enormes, casi seguras. Por tal motivo algunos partidos políticos se acercaron con Zermeño y ahora con Walss   para ofrecerles su franquicia de partido y así poder participar en la contienda política. Pero las posibilidades de éxito en partidos “morralla” son muy remotas, pues los únicos que se benefician son la cúpula por el presupuesto millonario asignado como partido. Además de quedarse con  las designaciones plurinominales para ellos y sus más allegados. Pero al final de cuentas. No solo de PAN vive el hombre…


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx