TODOTERRENO

El mundialazo. Gran distractor

Estamos a solo unos días del gran evento. (Del 12 de junio al 13 de julio) El mundial de fútbol, deporte que despierta pasiones e ilusiones. Es el perfecto pan y circo romano que necesitan nuestros políticos mexicanos y muchos países similares al nuestro. La gente que se refugia en este deporte, entra en una especie de zona de confort, inclusive algunos programan sus intervenciones quirúrgicas y vacaciones  para esas fechas, y así pueden justificar la incapacidad médica por varios días o semanas. Es bien sabido que cuando juega el equipo de casa, la ciudad se paraliza, entra en un letargo mientras dura el juego. El mismo efecto lo provoca la selección, pero a nivel nacional. Estos eventos y principalmente el mundial de fútbol, es el mejor caldo de cultivo para una sociedad vulnerable como la nuestra, donde padece crisis económica principalmente, entramos en una especie de bruma donde todo se suspende al menos para la sociedad. Porque los políticos es cuando aprovechan la euforia futbolera del pueblo y manipulan las reglas del juego a su favor, verbigracia, las leyes reglamentarias o secundarias, que están por aprobar a raíz del las reformas estructurales emanadas del gobierno federal, donde el Congreso de la Unión las aprobará, mientras el pueblo grita goool y si es de México, mejor.Pero esta gran oportunidad de euforia futbolera, no solo se aprovechará en el Congreso de la Unión, aquí en Torreón también nos están cocinando a fuego lento la duplicidad del término de los primeros 100 días que solicitó el Alcalde Riquelme, los cuales se vencen casualmente en pleno mundial de fútbol. Y por supuesto al pueblo le interesará más “el juego del hombre” como le llaman algunos fanáticos del fútbol, que el informe de promesas de obras, algunas cumplidas sin importar la calidad y costo de las mismas, pero la mayoría en el limbo, aunado a las elecciones para diputados locales fechadas para el 06 de julio. Es decir, mejor imposible. Pero por si las dudas, o por si el equipo mexicano es eliminado a las primeras de cambio, tienen un “as” bajo la manga. ¡La calle es de todos! (Que novedad) Las verbenas con artistas y bandas musicales de renombre darán entretenimiento al pueblo, cueste lo que cueste. Aunque no haya suficiente abasto de agua, los hospitales prometidos sigan en proyecto, (Los de Saltillo ya fueron terminados)  los parques sin mantenimiento, las calles de Torreón -la mayoría- semejando un buñuelo, mismas que no necesitan bacheo sin recarpeteo. El proyecto del parque del Río Nazas en el limbo. ¡A eso si! Torreón necesita un teleférico. ¡Caray! no funciona la tirolesa de bosque urbano y nos prometen un teleférico…  Le sigo o ahí le dejo.   Otrosí digo. Más que rechazar el bono de 20 mil pesos mensuales los regidores de Torreón se liberaron de la “molestia” de escuchar y resolver algunas necesidades de gente vulnerable. Para ellos fue un alivio que el DIF tomara la estafeta. Pero la obligación es de ellos, si no, para que los tenemos ahí.  


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx