TODOTERRENO

Tremendo garrotazo

La semana pasada revocaron la sentencia emitida por  el Tribunal Electoral del Estado de Coahuila, en relación a las cuotas  retenidas indebidamente  y recaudadas por el municipio de Torreón a favor del PRI y de  la fundación Colosio. El revés, vino de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sentencia definitiva, misma que no procede amparo.    

Con esta sentencia quedó más que claro, que ni los municipios, ni dependencias  de gobierno, se pueden convertir en agencia de cobranzas de partidos políticos, instituciones, o empresas, aun con el consentimiento “expreso” de la persona, porque de lo contrario se corre el riesgo que volvamos a la época porfiriana de las tiendas de raya.

Ahora bien, a ésta sentencia se le puede dar otra lectura, pues es bien sabido que las partes involucradas en un litigio, tienen derecho al alegato y al alegato de oreja, es una forma de persuadir a los juzgadores responsables del futuro veredicto. Es decir, lejos de sentenciar  a estricto derecho, se resuelve con una gran dosis de interés político.

Algo similar le ocurrió  a Raúl Sifuentes, cuando pretendía ser candidato del PRI a la gubernatura de Coahuila,   mismo que mediante sentencia del tribunal federal electoral, le fue negado su legítimo derecho a participar en la contienda interna, por “alegatos”  de políticos encumbrados en ese momento.

Interpretando la sentencia en contra del PRI, y de Riquelme, se presagia que existe la posibilidad que el futuro candidato del revolucionario institucional, no provenga de las filas del moreirato, por considerar que más que sumar restaría fuerza al PRI, y una muestra de  la debilidad política del grupo en el poder en Coahuila,  fue la sentencia en contra del PRI, y de Riquelme, señal inequívoca que los vientos no les favorecen en estos tiempos.  

Aunado  a que conforme a la ley, la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tiene la obligación de dar vista de oficio, a la FEPADE, por la responsabilidad penal que resulte en relación a las cuotas retenidas indebidamente a los trabajadores en el municipio de Torreón,  pudiendo derivar en inhabilitación a la parte responsable. Por lo tanto no es un asunto “caduco”. 


jorge_alonsoguerram@yahoo.com.mx