TODOTERRENO

Principio de Peter y Ricardo Anaya

Laurence Peter, afirma en su libro The Peter Principle, “Las personas que realizan bien su trabajo  y son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, a tal punto, que llegan a un puesto en el que no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, y alcanzan su máximo nivel de incompetencia”.

El principio de Peter, muy bien podría ser aplicado al actual Presidente del PAN Ricardo Anaya, el cual ha cosechado grandes éxitos en su corta carrera política. Como presidente de su partido está haciendo un excelente trabajo, y lo demostró en las elecciones  pasadas.

Su actual nivel de competencia es como presidente del PAN, y una vez terminando su periodo, podría contender como candidato a gobernador de Querétaro, con amplias posibilidades de ganar. Es decir, al pretender ser el candidato del PAN a la presidencia de la república, estaría cometiendo un craso error, no solo en su persona, sino  para su partido, y por supuesto para el país.

En otras palabras, el sentirse envalentonado, con el puesto de presidente del PAN, además de aprovechar su organización y recursos económicos, y pretender ser auto-ungido como candidato de su partido a la presidencia de la república, estaría nominado  al principio de Peter.  

Pues existen amplias posibilidades de llegar a su nivel de incompetencia, al querer desempañar un alto puesto para el que en la actualidad no está preparado, ni tiene la madurez que se requiere, aunado a la enorme  división que provocaría en el PAN.   Si Ricardo Anaya se serena  y observa el panorama político del país y de su partido, demostrando lo que sabe hacer como líder del PAN, uniendo fuerzas y apoyando al mejor candidato o candidata, obviamente excluyéndose de la contienda, las posibilidades de ganar  la presidencia de la república, son enormes.

De ser así, es decir, terminando su periodo de presidente del PAN,  y luego (lo más probable) gobernador de Querétaro, estaría en la antesala de la presidencia de la república, como candidato natural del PAN, con más madures política. A su edad se puede dar el lujo de esperar su turno. Ojalá no escuche el seductor  canto de las sirenas, mismo que proviene de la oposición. 

Otrosí digo.

Este mismo principio opera, para algunos precandidatos panistas a la gubernarura de Coahuila,  que se dan cuerda solos. 


jorge_alonsoguerram@yahoo.com.mx