TODOTERRENO

Parques, canes y heces

Ahora muchos parques ( Torreón Gómez y Lerdo ) se han convertido en el lugar preferido para defecar y orinar de algunos perros, donde los dueños los llevan a hacer sus necesidades diariamente. La gran mayoría de los dueños de los canes dicen estar conscientes de no dejar al aire libre el excremento defecado por su mascota. Pero la realidad es que los parques y plazas públicas están demasiado contaminadas tanto de caca como de orina, de los desechos de estos animales. Las plazas públicas es un lugar de esparcimiento de personas, (no de perros) donde además de hacer ejercicio van a respirar “aire fresco”. Pero lejos de estar en un lugar poco contaminado, se están convirtiendo en un foco grave de infección, pues el excremento expuesto al aire libre, al poco tiempo se seca y pulveriza, es decir, se vuelve polvo, mismo que se atomiza con el aire, para que después lo estemos respirando y tragando, trayendo un sinfín de enfermedades, donde nos contaminamos con parásitos que provoquen la neumonía, infecciones oculares e infinidad de problemas alérgicos. Además  del olor tan repugnante que produce las heces fecales y la orina de los canes, induce a otros perros a defecar en el mismo lugar atrayendo moscas y demás bichos, esto sin contar el desagradable disgusto de pisar algún “premio” dejado impunemente por el dueño de la mascota, misma que no sabe lo que hace, pero su amo sí.  Estos comentarios, no tratan de satanizar a las mascotas, principalmente perros, -El mejor amigo del humano- pero sí de concientizar a los dueños del daño, cada vez mayor que están ocasionando al hacer caso omiso de los desechos dejados por sus mascotas en los parques y plazas públicas donde es lugar de esparcimiento de la familia  en especial de niños; que por cierto se han reportado ataques de perros a infantes, que sin medir peligro los abordan  y son mordidos, algunos de gravedad, porque muchos canes carecen de correa y bozal obligatorio. Tomando en consideración que  cada día es mayor la cantidad de mascotas que son llevadas a los parques públicos por sus dueños a hacer sus necesidades fisiológicas, se debería habilitar uno o varios lugares, donde los canes evacuen, caminen y husmeen, bajo la estricta vigilancia de las autoridades competentes, previa cuota módica  para mantenimiento del lugar, sin el riesgo de que contaminen o ataquen a las personas. OTROSÍ DIGO. Se comenta en radio pasillo municipal, (La mejor estación del cuadrante) que en Torreón ya todo está resuelto. Si re-suelto, el desempleo, la inseguridad, los lugares de esparcimiento, alameda, bosques, plazas, las obras publicas, sobre todo el pavimento. En fin, todo re-suelto.    


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx