TODOTERRENO

Oportunidad laboral universitaria

Mucho se ha hablado de la equidad de género; Donde se le debe dar oportunidad a la mujer a desarrollarse laboralmente en el mismo porcentaje que al hombre, es decir, 50% mujeres y 50% hombres. En el área electoral, ya fue legislado ese rubro donde  también se reparte el 50% tanto a hombres como mujeres.
Ahora bien, con la gran apertura de universidades privadas en todo el país, se ha detectado en los tres niveles de gobierno, que los egresados de universidades privadas poco a poco han desplazado a los egresados de las universidades públicas. Lo que anteriormente era 80 o hasta un 90% de profesionistas de universidades públicas trabajando para el gobierno en diferentes  áreas, como el sector salud, (médicos, dentistas, psicólogos)  judicial (ministerios públicos, jueces, magistrados, ministros de la corte) y no se diga en los puestos más relevantes dentro  del municipio, estado, o federación, ahora son ocupados por personas egresadas  de universidades privadas, mismas que por razones obvias de economía familiar, tienen más oportunidad de desarrollarse en el sector privado.
Desafortunadamente muchos profesionistas de universidades públicas, ven frustrados su oportunidad de trabajar para el gobierno, al ver que más del 80% de los puestos relevantes, últimamente son ocupados ahora por egresados de universidades privadas, argumentando que ellos están mejor preparados, pero la realidad es que existe mucho influyentísimo, y compadrazgos para ocupar esos  cargos gubernamentales.
Por tal motivo, también se debe legislar y respetar que los puestos públicos por designación -no electorales- de los tres niveles de gobierno, se repartan el 50% a egresados de universidades públicas y el otro 50% para privadas, porque al paso que vamos el 100% de los puestos públicos por designación serán ocupados por egresados de universidades privadas.
Además debemos tomar en cuenta que existen más del 80% de universidades públicas en todo el país, por lo tanto, la proporción laboral debería ser 80% a universidades públicas y 20% a privadas. Mínimo 50% a cada sector. Y de ese modo se daría más oportunidad de trabajo a gente, que no tiene la solvencia económica de abrir un consultorio, despacho, o algún negocio para desarrollar su profesión.   
Otrosí digo:
Ya pasaron 17 días de los primeros 100, del cambio y trasformación que prometió Miguel Ángel Riquelme, y hasta ahora no se nota por ningún lado dicha metamorfosis urbana. Por el contrario, el alcalde, declaró que el deterioro de la ciudad “es más grave de lo que imaginaba” ¿Qué acaso al alcalde le pasó de noche la campaña electoral pasada, para no darse cuenta del caos que nos heredó Olmos?


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx