TODOTERRENO

Mismos vicios, mismas ataduras

“Los medios de protección que la Constitución nos proporciona, son la libertad, los privilegios y recompensas conciliables con la libertad”. “Los mexicanos hemos sido ociosos por derecho y holgazanes legalmente. Se nos alentó  a consumir sin producir”.
“Nuestras ciudades capitales son escuelas de vagancia de quienes se desparraman por el resto del territorio después de haberse educado entre fiestas, la jarana y la disipación”. “Nuestro pueblo no carece de alimentos, sino de educación y por eso tenemos paupérrimo mental…”.
“En realidad nuestro pueblo mexicano se muere de hambre de instrucción, de sed de saber, de pobreza de conocimientos prácticos y de ignorancia en el arte de hacer bien las cosas”.
“Sobre todo se muere de pereza, es decir de abundancia. Quieren pan sin trabajo, viven del mana del estado y eso les mantiene desnudos, ignorantes y esclavos de su propia condición”.
“El origen de su riqueza son el trabajo y el capital, qué duda cabe de que la ociosidad es el manantial de la miseria. Es preciso marcarla de infamia: Ella engendra la miseria y el atraso mental de las cuales surgen los tiranos y la guerra civil que serían imposibles en medio del progreso y la mejora del pueblo”.
¿Sabe usted quién es el mexicano que ha escrito estas reflexiones  sobre nuestro país?..   JOSÉ MARÍA MORELOS Y PAVÓN. “Sentimientos de la Nación”. 1813.  
Los cuales fueron redactados hace más de 200 años y nuestro país sigue con los mismos vicios, confundiendo la libertad con el libertinaje, -toma de calles, de casetas, de ciudades-  se nos alienta a consumir sin producir, por medio de dádivas, sobretodo en época electoral, o poco antes de dicha fecha.- despensas, vales, uniformes, zapatos, tinacos, cemento- Nuestros estudiantes universitarios son manipulados vilmente en elecciones internas, por directivos, donde más que educarlos  los entretienen, entre fiestas, jarana y  disipación. Creando a  futuros profesionistas manejando taxis.
Nuestro pueblo más que alimentos necesita educación, es por eso que padecemos de miseria mental. Tiene hambre y sed de instrucción. El pan sin trabajo nos mantiene ignorantes y esclavos de los políticos en turno. Y en esta mezcla de infamia, y de atraso mental,  propicia la aparición de un tirano engendrado en un hombre o un en partido vitalicio, que manipula al pueblo para beneficio personal, sin importarle en lo absoluto el verdadero bienestar de la  gente, mucho menos el investigar fehaciente y jurídicamente a sátrapas antecesores, que dilapidaron el erario.
Otrosí digo.
Estamos a semanas de conmemorar el centenario de la toma de La Laguna, comandada por Francisco Villa. Donde el principal objetivo fue Torreón, (27 de marzo al 03 de abril de 1914) misma que debe ser relevante el recordar dicha gesta épica, pues Villa es el mexicano más conocido en el mundo y por consecuencia nuestra región también.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx