TODOTERRENO

México no avanza, por tanto tranza

Algunos priistas se vanaglorian, de que México avanza. Que estamos a la altura de muchos países primermundistas. Que los mexicanos gozamos de infraestructura urbana, de educación de primera, de un sector salud exitoso, de un poder legislativo y  judicial honesto. Claro que existe mucho de esto. El colmo sería que viviéramos como al principio del siglo pasado.  Aquí lo cuestionable es que países como Alemania y Japón, mismos que perdieron la segunda guerra mundial, y quedaron devastados, sean líderes mundiales en un período relativamente corto, de 1945 a la fecha. Donde su economía, su infraestructura urbana, su sistema de educación y salud, así como sus autoridades judiciales y legislativas  son ejemplo mundial. Aunado a que dichos países tuvieron que pagar daños de guerra, como perdedores del conflicto bélico. (Japón recibió dos bombas atómicas, Hiroshima y Nagasaki).
Además en ese período, ambos países fueron anfitriones tanto en Juegos olímpicos como el mundial de fútbol. Japón 1964 J.O. Alemania 1972 J.O. y Mundial fútbol 1974 y 2006.  También debemos reconocer que México, fue anfitrión de Juegos Olímpicos en 1968, y dos veces sede del mundial del fut bol 1970 y 1986.
Pero si hacemos un comparativo relámpago, de los tres países mencionados de 1945 a la fecha, el crecimiento de México ha sido muy raquítico.  ¿Por qué? Pues nada más y nada menos que por la corrupción imperante y la impunidad rampante de muchos políticos de los tres niveles de gobierno. Nuestro país es uno de los principales productores de petróleo. Ni Japón ni Alemania, cuentan con esta extraordinaria ventaja, pero si lo compran y lo industrializan. Los recursos naturales en  México son bastos, no tienen comparación, con ambos países.
Lo que distingue tanto a Alemania como Japón, es su congruencia con su pueblo. Ellos si castigan la corrupción de los políticos sátrapas. Son excelentes administradores tanto en la iniciativa pública como privada. Exportan   productos de calidad mundial.
Tanto Alemania como Japón surgieron de las cenizas, de la segunda guerra mundial. Y hoy son potencias internacionales, a base de arduo trabajo, honestidad, pero sobre todo, cero tolerancias a la corrupción e impunidad. Nuestro país no avanza como debiera, por tanto político tranza. Pero además, por tanta apatía de su pueblo, que se la pasa gimiendo pero no actúa,  se comporta como simple espectador, observando cómo saquean nuestra nación los sátrapas de la política. México tiene todo para ser una potencia mundial, además de sus recursos naturales y litorales, cuenta con su frontera con Estados Unidos.  Ya basta de lobos, con piel de oveja.


Otrosí digo.


ELLA. Todo parece indicar que las autoridades tanto de Saltillo como de Durango capital son misóginas pues no quieren nada con ELLA. Les causa escozor.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx