TODOTERRENO

¿Libertad de tránsito o derecho a la seguridad?

A raíz del incremento de la inseguridad, no solo en la Región Lagunera sino en todo el país, algunos colonos decidieron “cerrar calles”. Tal decisión fue tomada por el incremento de robos, tanto en casa habitación, comercio, como de vehículos,  algunos “levantones” y hasta secuestros. Si bien es cierto, la Constitución en su artículo 11,  avala la libertad de tránsito en todo el territorio nacional, de igual manera la constitución garantiza que el estado debe proteger a sus habitantes, es decir, derecho a la seguridad, misma que se garantiza en artículos 18 y 21 constitucional. (“La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos”…) .Ahora bien, ambos derechos son constitucionales, por lo tanto la autoridad debe resolver -ponderar- cuál de los dos debe prevalecer, es decir, el “cerrar calles” o restringir el acceso a determinado lugar o colonia,  que causa molestias a algunos habitantes que transitan por dicho lugar, pero la constitución no indica que el tráfico deba ser en vehículo motriz, por lo tanto, su acceso lo pueden hacer caminando y de esa forma, no se transgrede ningún derecho. Por lo que respecta al derecho que debemos de tener a la seguridad de las personas y sus bienes, el mismo ha sido rebasado por la delincuencia, por tal motivo, algunas personas y colonos han tomado la decisión de proteger tanto su integridad física como  sus bienes, al  limitar  la entrada a vehículos ajenos al lugar, más no a personas que transitan a pie a dichos lugares, pero si desean ingresar con sus vehículo motriz, deberán hacerlo por una entada determinada dando un pequeño rodeo. Tanto el derecho de libertad de tránsito, como el derecho a  la seguridad y protección por parte del Estado son constitucionales, pero definitivamente los tiempos actuales justifican que sus habitantes se auto protejan por la ola de violencia e incertidumbre reinante. Y ante la concurrencia  de dos derechos constitucionales se debe decidir por aquel que más beneficie a sus habitantes y no sea vulnerado su derecho. En otras palabras, se puede autorizar que las personas  se auto protejan mientas la ola de delincuencia no baje o sea controlada por las autoridades responsables, y una vez que las aguas vuelvan a su cauce, se deberán abrir los accesos restringidos.  Otrosí digo. No solo abdicó el rey de España Juan Carlos I, también los que abdicaron al cetro de campeones del mundo de fútbol, fueron los españoles, claro, en diferentes contextos. Nada es para siempre, los seleccionados españoles les brindaron varios campeonatos e inolvidables momentos a sus aficionados. Viva el rey, muera el rey.  


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx