TODOTERRENO

Letargo panista

Es bien sabido que el PRI es un partido que ha gobernado a México  más de 70 años. Si  bien es cierto, con algunos tropiezos en gubernaturas, alcaldías, congresistas, y dos sexenios de gobierno panista. (Fox y Calderón) Durante sus periodos de poder, el PRI, hace y deshace a su antojo, ante la complacencia, o complicidad de la oposición.

Cuando gobierna el PRI en cualquiera de los tres niveles, la oposición (PAN) principalmente, por ser la segunda fuerza electoral, se inhibe e inverna en espera de las siguientes elecciones, es decir, al no tener el PRI un fuerza fiscalizadora, que lo esté observando y objetando constantemente sus excesos, por obvias razones se despacha con la cuchara grande, aprobando obras, algunas sin licitar, otras licitadas de manera no muy trasparente;

Todo lo contrario sucede cuando el PAN es gobierno, pues el PRI le hace marcaje personal desde el primer minuto de su mandato. Capitaliza la menor falla de los panistas, los exhibe los hostiga, los fiscaliza y por supuesto poco a poco los va minando para que pierdan las próximas elecciones; (Observar al bronco, lo traen a rienda corta)  pero al mismo tiempo no dejan de hacer proselitismo desde el día siguiente en que perdieron las votaciones. En otras palabras, cuando son gobierno no tienen rienda, en cambio cuando son oposición traen a rienda corta y marcaje personal al gobierno en turno.

Los partidos de oposición, principalmente el PAN, por ser la segunda fuerza política, debe y tiene la obligación de seguir trabajando arduamente, aun habiendo perdido las votaciones, pues una elección no se gana únicamente con los días de campaña asignados, ¡No! El trabajo electoral de un partido es todo el año, el estar cerca de la gente, no necesariamente supliéndoles sus necesidades apremiantes, pero si asesorándolos, apoyándolos y orientándolos para que reciban los beneficios gubernamentales a que tienen derecho, no el lonche, gorra, camisita, cobijas, tinacos. ¡No! Esos son señuelos de campaña priista, se les debe orientar a que exijan escuelas, hospitales, trasporte,  y parques  dignos, que reclamen agua, drenaje, pavimento, infraestructura en su colonia,  que abran los ojos y no se dejen embaucar por un puñado de líderes incondicionales al PRI.

Pues habiendo un trabajo previo, bien estructurado como cuando Fox instituyó, los “amigos de Fox”, o cuando el bronco cimbró con las redes sociales a Nuevo León, los resultados son tangibles. El letargo social, es la madre de la corrupción e impunidad.

 

jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx