TODOTERRENO

“Haiga sido como haiga sido”

Las recientes elecciones internas del PAN en Coahuila para elegir presidente estatal en dicho partido, entre Bernardo González Morales y José Ángel Pérez Hernández, fueron ganadas y por mucho por Bernardo, 2419 votos contra 1718  sufragios.  Más claro ni el agua.
Se comenta que Bernardo fue favorecido por la maquinaria pesada que opera Guillermo Anaya. Pero también se dice que le fueron cobradas algunas facturas pendientes a José Ángel cuando fue alcalde de Torreón, donde benefició a muchos de sus allegados y descobijó a otros tantos. Personajes como   Manuel Villegas, Ricardo Muñiz, (el todopoderoso  que trajo de Puebla)  a quien le  asignó un salario de $66.666 Pesos. Para que vieran lo diablo que era, su compadre. Y qué decir de las famosas “cebras”, que importó directamente del norte de Coahuila, donde les otorgó puestos públicos  relevantes en su administración, se decía que eran unos burros blancos que vinieron a rayarse  aquí en Torreón.  
En fin. “Haiga sido como haiga sido”  el actual presidente del PAN en Coahuila, es Bernardo González Morales, y los panistas deben cerrar filas en su entorno, para perfilarse y enfocar todas sus baterías hacia sus futuros candidatos para ganar el congreso local. Porque  conquistar el congreso es tener la llave maestra del Estado, es decir, el Ejecutivo -Gobernador- propone y  el legislativo dispone. El tener mayoría en el congreso es estar en la antesala de la próxima gubernatura, y tanto priistas como panistas lo saben.
Otrosí digo:
Las recientes, tronantes y temerarias declaraciones de Rodolfo Walss en contra de Guillermo Anaya y Luis Fernando Salazar Fernández, por enriquecimiento inexplicable, más que perjudicar a los destinatarios del “misil enviado” afectarán al PAN. Pues Walss, al verse agraviado por no haber cumplido con los requisitos esenciales (58 firmas de activos panistas) para inscribirse como pre-candidato para diputado local,  pues algunas firmas se las recabarían el grupo de Anaya, (pecó de ingenuo) según trascendió, y de haber logrado su objetivo -registrarse- lo más seguro es que su silencio sería sepulcral.
En política  nada es personal. Es decir, se debe despersonalizar la discusión. Porque de lo contrario, en lugar de proceder con neurona se actúa con hormona. Si la intención de Rodolfo es descobijar tanto a Luis Fernando Salazar como a Guillermo Anaya por no haber logrado registrarse como pre-candidato su acción sería visceral, dándoles un duro golpe, y llevándose de pasada a su partido. Pero si en verdad busca se abra una investigación al respecto, el mejor momento es después de las elecciones para diputados, para no afectar a sus compañeros de su aún partido. Porque esta acción se está interpretando con ánimo vengativo.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx