TODOTERRENO

Escozor en Torreón Jardín

El pasado uno de noviembre, se publicó en Milenio Diario Laguna, en esta misma columna  “opacidad en Torreón Jardín”. La publicación  se refería a la falta de trasparencia y rendición de cuentas de la “asociación de colonos de Torreón Jardín”, además de haber rebasado su periodo estatutario, mismo que feneció el 19 de octubre de 2013. Dicha columna les causó fuerte escozor,  al grado de suponer que la publicación los había puesto en peligro, tanto a ellos como al personal de la asociación, por haber informado de las cuotas de los colonos por $100.oo pesos mensuales, por cada toma de agua, para el proyecto de seguridad privada. El colmo… ¿Dónde queda la libertad de expresión?
Cuando el dinero que se administra y se dispone para proyectos, es público, se debe rendir cuentas públicas, como es el caso de las aportaciones que realizan los colonos, aproximadamente 2600 domicilios. Aunado a la ayuda por 750 mil pesos hecha por el gobierno del Estado a Torreón Jardín el pasado mes de julio de 2013, donde dicha aportación fue difundida por diversos medios de comunicación, recibiendo un cheque, tamaño familiar (de dimensión) por integrantes de la mesa directiva, donde aparece la foto de ellos, más que sonrientes. ¿Acaso también dicha aportación les puso en peligro, por haberse difundido por diversos medios de comunicación?
Fue hasta el pasado uno de marzo, que por la presión de varios colonos que hicieron circular un volante,  por estar inconformes por falta de trasparencia y cuentas claras, además de prolongar indebidamente el periodo estatutario de dos años, hizo que la “mesa directiva” publicara una convocatoria para rendir informe sobre el estado que guarda la asociación, y la elección de una nueva mesa directiva. Para el 11 y 18 de marzo en primera y segunda convocatoria.
Pero dentro de dicha convocatoria aparece en notificaciones importantes “para acreditarse y tener acceso a la asamblea general se deberá presentar credencial del IFE donde aparezca foto, vigencia y domicilio del titular en dicha colonia, además deberá presentar el recibo del agua y pago de cuota al corriente. Ambos deben ser -ojo- coincidentes”. Es decir, si una persona tiene viviendo 20 o 30 años en dicha colonia, pero el recibo del agua no está a su nombre, porque paga renta, o porque el recibo del agua está a nombre del dueño anterior o de tercera persona, no  podrá votar. Además las objeciones sobre cuotas y manejo de dinero, deberán hacerse en solicitud -ojo- “formal” 30 días después de la asamblea. Es decir, en dicha asamblea solo se escuchará un monólogo. Donde además de estar condicionada la asistencia, no podrán objetar nada, sino 30 largos días después.  El colmo… ver oír y callar.
En los estatutos de asociación de Torreón Jardín, por ningún lado aparecen tal condición para votar, basta ser colono y demostrarlo con la credencial del IFE.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx