TODOTERRENO

Empresarios apáticos

A finales del año pasado se anunció que la Preparatoria Venustiano Carranza PVC cambiaría de domicilio, donde sus instalaciones serán de primer nivel, se ubicará por la Avenida Universidad casi esquina con boulevard Rodríguez Triana. Dicho proyecto, es de aproximadamente 300 millones de pesos donde  está involucrado el  centro comercial HEB, según trascendió, financiará la obra, es decir, el edificio, instalaciones laboratorios y equipo, correrá a cargo de HEB, (previa permuta) empresa texana que tiene menos de una década en nuestra región lagunera y ya puso la muestra a muchos empresarios y comerciantes laguneros, que durante décadas inclusive algunas centenarias, han estado beneficiándose tanto de sus recursos naturales como mano de obra, sin hacer aportaciones relevantes. Si bien es cierto, que algunos empresarios laguneros han hecho contribuciones a instituciones educativas, la mayoría fueron encaminadas a universidades privadas, donde muy pocos estudiantes becados son de clase popular. En cambio en la PVC, los beneficiados son jóvenes que no gozan de una economía boyante, pero tendrán una preparatoria digna, con instalaciones de primer mundo, que muchas instituciones privadas carecen. Algunas personas han comentado que dicha aportación será deducible de impuestos, pero sea como sea, los empresarios texanos de HEB están participando en beneficio de jóvenes LAGUNEROS  con ganas de superarse. En Torreón encontramos un corredor universitario por el boulevard Revolución, de la Colón a la Cuauhtémoc, mismo que por la cercanía a PEÑOLES,  los  estudiantes que asisten a dichos centros educativos, en promedio su estancia diaria  es entre 8 a 10 horas o más, obviamente con el riesgo de inhalar los residuos que emana PEÑOLES. Dicha empresa metalúrgica podría seguir el ejemplo de HEB y financiar en su totalidad el traslado del  Tecnológico de la Laguna, ofreciendo mejores instalaciones y equipo, pues las actuales están por cumplir 50 años, (septiembre de 1965) pero sobre todo reubicar la institución a un lugar seguro, sin contaminación como la que prevalece en dicho lugar, donde alumnos y maestros respiran diariamente aire tóxico.   Si el Secretario General de la UAC, Salvador Hernández Vélez, ex alumno del Tec de la Laguna, y el Alcalde de Torreón  Miguel Riquelme, también egresado del Tec, fueron parte del proyecto del futuro edificio de la PVC, porque no proponer a PEÑOLES  u otra empresa Lagunera, que financien vía deducción de impuestos el proyecto en mención, y así poco a poco ir trasladando de ese corredor universitario tan patológico a las demás instituciones, inclusive el hospital del IMSS ubicado indebidamente en dicho lugar.  Y si se logra cristalizar el traslado de dichas instituciones, en su lugar se podría instalar un parque lineal, de la Colón a la Cuauhtémoc por el Bulevar Revolución, oxigenando y embelleciendo dicho sector. 


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx