TODOTERRENO

Elección interna panista

Este próximo domingo 02 de marzo se darán cita activos panistas para elegir su presidente a nivel estatal. La contienda está entre Bernardo González Morales y José Ángel Pérez Hernández, ex alcalde de Torreón. Ahora con las reformas a los estatutos del PAN, serán los militantes -activos- los que elijan su presidente. Anteriormente era la cúpula -consejeros- los que lo designaban. De ésta forma en la  elección habrá democracia. ¿Será?
En esta ocasión lo que está en juego no es solamente la presidencia del partido, sino el tener el control del mismo desde la cúpula estatal, donde los anayistas, actualmente son los que lo manejan, mismos que allanan, obviamente el camino a sus intereses. Pues lejos de preocuparse por elegir al mejor prospecto para un puesto público, escogen a personas, que si bien ganan la elección interna de su partido, en la constitucional pierden. Como fue el caso de Jesús De León Tello, v/s Jorge Zermeño Infante.  
La gran mayoría de la gente, externo que el único que podría haber derrotado al PRI, era Zermeño, inclusive la misma oposición así lo reconocía. De haber sucedido, éste escenario, es seguro que el PAN  estaría gobernando Torreón, trayendo como consecuencia un gran abanico de oportunidad laboral, para los panistas. Pero principalmente, en este momento ya estaría abierta una investigación, contra quien resulte responsable del mal manejo del erario de la administración de Olmos.  
Pero al grupo de Anaya esto no les preocupa en lo absoluto, pues ellos como cúpula siempre acaparan los mejores puestos. El mismo Anaya, otrora Senador, ahora es Diputado Federal, Luis Fernando Salazar Fernández otrora delegado de SEDESOL, está como Senador de la República, Fernando Gutiérrez -El Gutiz- como Diputado Local, Marcelo Torres  Cofiño pasó de Regidor a Diputado Federal. Las delegaciones federales fueron asignadas únicamente a personas afines al grupo de Anaya, en el sexenio calderonista. Es por esto, que en poco o en nada les importa apoyar al mejor hombre o mujer para una contienda electoral interna o constitucional, pues ellos nunca salen de su zona de confort.   
El dirigir un partido como franquicia, a los únicos que beneficia es a los “dueños”. Es decir, además de repartirse los mejores puestos, también se benefician con las designaciones plurinominales, mismas que no se someten a votación del  pueblo, las toman para ellos.  Pero también los partidos reciben un presupuesto millonario de parte de las autoridades electorales para promover a sus candidatos, mismo que es oxígeno puro para la cúpula.

Otrosí digo:

Existe una gran diferencia entre los actuales arbotantes que “iluminan” la Calzada Colón, -coloniales los cuales están desapareciendo poco a poco-  con los nuevos que están instalando. Pues los mismos, parecen de cuarta categoría, porque no hay de quinta.


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx