TODOTERRENO

Comercio hostil

La economía y estabilidad de un país no solo depende del gobierno en turno. También tienen responsabilidad los empresarios, llámense, industriales, agricultores, comerciantes o profesionistas. Pues existen negociaciones donde el crédito es fundamental para promover una venta.

Pero muchos comerciantes, después de negociar un mínimo precio en el producto adquirido, solicitan posteriormente un plazo para pagar. Es decir, obtienen precio y plazo a su favor. Es común que se obtenga 30 o 60 días para pagar o más.

Pero llegado el  término para liquidar dicha deuda, el deudor la  prolonga al doble o triple de lo acordado, ocasionando que el proveedor a su vez también, entre en mora con sus distribuidores de insumos, inclusive hasta con los gastos fijos como luz, agua, renta y muchas veces hasta la nómina se deja de pagar oportunamente, poniendo en peligro de quiebra su negocio, que normalmente son pequeños y medianos empresarios.

Estas prácticas nocivas son muy comunes en nuestra región donde muchos empresarios hacen Gala de ella, pero no solo logran un buen precio y plazo, también “invitan” a sus proveedores a participar en el pago de publicidad de su empresa  so-pena de no aceptar dicha invitación, ser excluidos como proveedores.

Estos empresarios ven crecer sus negocios en forma boyante, pero su éxito no se debe a que son buenos comerciantes ¡No! Más bien, es producto del “jineteo del dinero” que vilmente hacen a sus proveedores. Está claro que en México y muchos países es común solicitar plazo para pagar, pero últimamente se está abusando en forma desmedida, poniendo en peligro de quiebra a medianos y pequeños empresarios. Es cierto, que en algunas ocasiones por causa de fuerza mayor, se aplazaría algún pago, pero como excepción no como regla.   

Si estas prácticas  nocivas y hostiles cambian y son respetados los plazos y acuerdos previamente establecidos, obviamente la economía regional y nacional se oxigenaría, trayendo como consecuencia un bienestar para todos… Un mundo diferente, no puede ser construido por  personas Indiferentes.

 

Otrosí digo. Desde este espacio, envío un abrazo y saludo fraterno a Guayo, (caricaturista) después de haber recibido una vil agresión física y verbal, de la policía municipal de Torreón, en días pasados.      


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx