TODOTERRENO

Canal de la Perla

El Canal de la Perla, mismo que se encuentra en el mero centro de Torreón, cuenta con una extensión alrededor de  500 metros, rescatados y reparados, embovedado en ladrillo. Su extensión total sin reparar es de aproximadamente 12 kilómetros, data de finales de 1800, utilizado para irrigar la Hacienda de la Perla de aquel entonces.  Dicho canal mide entre cuatro y seis metros de altura por 4.5 metros de ancho, con bóveda tipo franciscana. Es un sitio de interés turístico, que en la actualidad está desaprovechado.  Al inicio de su rescate se proyectó como un lugar donde se instalaran restaurantes, librerías, así como tiendas artesanales, pero nunca se realizó dicho plan. Misterio y leyendas envuelven al Canal de la Perla, hasta  de refugio en la revolución sirvió. El Canal de la Perla, se encuentra en una zona comercial privilegiada, pues atraviesa el centro comercial de la ciudad, además cuenta con la infraestructura tanto eléctrica, como hidráulica, para ser mejor aprovechado, en dicho Canal  puede darse albergue a muchos vendedores ambulantes que  hace pocos años fueron arrinconados en dos o tres calles del centro, donde los que hacen  negocio son pocos, tal vez los que están en las cabeceras, por estar mejor ubicados. Son escasas las personas que se atreven a cruzar por donde fueron reubicados los vendedores ambulantes, por la incertidumbre que representa, y esto se traduce en pocas o nulas ventas para ellos. Si nuestras autoridades municipales y estatales reconsideraran el reubicar  a algunos vendedores ambulantes a dicho lugar, claro está que con previas reglas establecidas y una pequeña ayuda económica  para dar mejor imagen al lugar, colocando góndolas o islas tipo mall, además de darle vida al Canal, estarían ayudando a muchísimas personas. Aunado a que algunos edificios por donde cruza el Canal de la Perla cuentan con sótano y los mismos se podrían comunicar con librerías, cafeterías, artesanías, etcétera.   Además del atractivo propio que representa el Canal, la gente se podría desplazar por un área techada y fresca, dadas las inclemencias de calor sobre todo en primavera y verano en nuestra Región Lagunera. Otrosí digo.  La ahora famosa exclamación de puto, -palabra con muchos significados en México- que la afición  mexicana internacionalizo en el mundial de fut bol, que le gritan al portero del equipo contrario, para muchos es libertad de expresión, para otros es solo parte de la diversión. No es para nada la connotación peyorativa que algunos mojigatos ven. Pero no es lo mismo decirle dicha palabra a un portero que a una portera… Si quieres que algo trascienda prohíbelo. 


jorge.alonsoguerram@yahoo.com.mx