Optimus

Sinsabores

Recibí varios correos y llamadas para exigirme que se promueva como ley ante el Ietam la posibilidad de castrar a los candidatos antes de ir al segundo debate, primero quiero aclarar que ese sistema que utilizó mi amiga, le dio resultado pues los canes son animales territoriales, no sé si funcione en los humanos por lo que me veo precisado, a falta de conocimientos médicos y psicológicos a no hacer esa propuesta, inclusive desde luego la que opinó que se podría hacer sin cirugía.

Me di a la tarea de revisar a conciencia el debate gracias a YouTube y contra todos los pronósticos revelados en las redes sociales si hubo propuestas concretas.

Lamentablemente el tiempo que ocuparon las mismas, apenas llegó a menos de 15 minutos, es decir en una hora y media de debate, sólo 15 minutos de propuestas claras y contundentes.

En la edición sin adjetivos calificativos, sin señalamientos y sin fotografías tras las rejas, se logra apreciar un efímero boceto de lo que puede ser el próximo gobierno, de más está decir que las propuestas originales fueron de Baltazar, pues varias de las ahí repetidas por otros candidatos, fueron tomadas de las crónicas de los foros llevados a cabo por el candidato de la alianza.

Hablar de que buscan un Tamaulipas en paz, de nada sirve, cuando el problema de la seguridad no es un asunto de buena voluntad, ni tampoco de mejores salarios, pues en nada se compara lo que hoy reciben con los emolumentos que se tenían los policías cuando dio inicio la guerra contra el narcotráfico.

Por ello proponer un Marino para dirigir las policías, no es más que un intento de protegerse en la buena imagen de la Marina, que a fin de cuentas de poco servirá, si no se depura a fondo el sistema judicial y se barré como lo hacían las abuelitas, todas las escaleras, pero de arriba para abajo.

Ahora si se dijo con todas las letras, lo que significa la instauración de una Fiscalía General en el estado, única en su género en el país, que terminaría por desaparecer la Procuraduría de Justicia, propuesta concreta que si es viable cuando se entiende, como lo entiende Baltazar, que el mayor problema del estado, es la impunidad.

A grandes problemas, grandes remedios, de poco sirve la retórica cuando se pretende aparentar, Francisco no puede quitarse de su mente la admiración por el ex gobernador Tomás Yarrington, tal vez por eso, eleva su barbilla, gesticula con sobriedad y cambia sus tonos de voz, impostando de acuerdo al tema y haciendo gala de sus muy bien estudiadas poses de imagen, lo relevante del caso es que tuvo “Coaching”, pero lo viene explotando desde que inició su periplopor el estado, con destino final cada noche en McAllen, pues le tiene pavor a dormir en México, así lo dijo él mismo en Nuevo Laredo.

Ante tal aseveración, tal vez esa sea la causa principal para buscar gobernar el estado, pues definitivamente el uso del avión gubernamental excedería sus horas de vuelo cada día al extranjero.

Ojalá que el próximo debate nos sorprenda y que los protagonistas decidan dedicar más tiempo a propuestas serias como la de la Fiscalía y que se muestren todos con las suficientes tablas como para que el auditorio entienda que tienen altura de estadista, que es lo que requiere Tamaulipas.

Para el chacoteo y los adjetivos sobrará material, pero para el tiempo de compromisos serios por la reconstrucción que urge, tal vez falte les mucho.

Así como una sola propuesta le dio el triunfo al emisor, dos fichas signaléticas de antecedentes penales lesinfringieron la derrota a dos presuntos criminales, porque al conglomerado le queda claro que nadie cae en la cárcel por ser buena persona.

Ya quedó demostrado cómo se llevan entre sí, aunque al final se abracen, ya todos sabemos quién es cada quien, queda la duda, de en qué trabajan los muchachos, pero para el análisis del próximo debate ya no queremos SINSABORES.