Optimus

Avenida Don Jorge Cárdenas

A veces se crean olas con intención de distraer, muchos caen en el garlito y se de opinar se trata, pues opinan y por simple intención de crear polémica, polarizan a la sociedad, dividen a la opinión pública y se generan enconos que de nada sirven para mostrar un gobierno municipal centrado.

Algunos olvidan que se les eligió para gobernar bien, no para administrar recursos, el paso del inexorable tiempo hará ver desde la óptica correcta las verdaderas intenciones de sus abyectas mentes.

Durante días, desde la presidencia municipal, generaron la división al aventurar el cambio de nombre del famoso periférico que no lo es y que lleva el nombre del actual senador priista Manuel Cavazos Lerma. 

La labor distractora logró apaciguar los ánimos belicosos de los seguidores del ex alcalde Jorge Cárdenas González, pues lo pusieron como propuesta para el cambio de nombre del periférico, que no lo es, recordando sus dos administraciones y su visión para ver el Matamoros del futuro.

Sin embargo, el municipio solo envió un punto de acuerdo al cabildo con  la propuesta de cambiar el nombre de la Playa Bagdad por el de Playa Costa Azul, alegando ser parte de un homenaje al extinto Rigo Tovar.

Aquí es donde se pierde la congruencia, si tanto admiran a Don Jorge, porque no reconocen el acierto que tuvo su cabildo de 1981-1983 al imponer el nombre de Playa Bagdad a este sitio turístico.

Si la memoria no me traiciona, en su momento, al hacer la propuesta, se mencionó la historia y el significado histórico y económico que tuvo el Puerto Bagdad, para la región.

Es decir, se le impuso ese nombre para recordar y homenajear a un sitio que dio a conocer nuestra región en el viejo mundo allá por 1850. Lo que hoy jueves se envió como punto de acuerdo es una ofensa para la propuesta de Don Jorge Cárdenas y para el cabildo de ese entonces que evaluó con responsabilidad la iniciativa.

La cortina de humo creada por los asesores de la Presidente y divulgada con atingencia por Alejandro Valladares logró su objetivo, todos los seguidores del “Jorgismo” se fueron con la finta y terminaron haciendo el ridículo.

Si de verdad quisieran reconocer a un gran líder, darían entrada a iniciativas que no atentaran contra él y su memoria, y les daré un ejemplo sencillo de cómo honrar la memoria de Don Jorge.

En su segundo periodo como Presidente municipal, tuvo la visión de anticipar el crecimiento de Matamoros y proyectó y construyó  en parte una avenida que esa si podríamos reconocer como periférico.

Su cabildo le impuso el nombre de Avenida del Niño, desconozco las razones para la denominación, pero ese eje vial, permitió el desarrollo de Matamoros en forma ordenada.

Sin entrar en conflicto con nadie, les sugiero a las “autoridades municipales” que consulten con ese cabildo, si se opondrían al cambio de nombre de Avenida del Niño por el de AVENIDA DON JORGE CARDENAS.