Otro camino

No hay sanción social

La impunidad es la regla en el modelo mexicano de capitalismo o de compadres. Ningún criminal de Estado tiene sanción penal así haya sido sentenciado como reo de genocidio, como fue el caso de Luis Echeverría. Se determinó que el Estado mexicano cometió el delito de genocidio contra el movimiento estudiantil; un juez encontró culpable de ese delito de lesa humanidad al ex presidente, pero luego otro le dio un amparo y puso fin a su prisión domiciliaria de alrededor de tres años, penalidad fabricada por los diputados como traje a la medida para LEA en 2004 aprobada por UNANIMIDAD, justo cuando estaba bajo proceso, por la acusación hecha en su contra por el fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto.

Pero no solo Echeverría , Díaz Ordaz y otros han cometido crímenes de Estado, sino que ese tipo de crímenes de lesa humanidad siguen cometiéndose ahora en Tlatlaya, Zacatecas, Ostula, por citar los más conocidos.

La inmensa corrupción y saqueo de las arcas públicas o de uso del poder para beneficiar a “sus cuates” requeriría de varios volúmenes para simplemente registrarlos. Ahora han sido muy conocidos los llamados “conflictos de interés” que están detrás de la casa blanca de Angélica Rivera y de la de Videgaray, en Malinalco.

Muchos más que no sabemos, esos sinvergüenzas transitan tranquilamente de un cargo a otro puesto de gobierno o de Estado sin el menor rubor. Proceden principalmente del PRI, pero están en todos los partidos que integran el sistema de partidocracia que padecemos.

No es noticia la impunidad como norma de Estado.

Lo que resulta increíble es la ausencia de sanción social contra esos sinvergüenzas. Siguen tranquilamente medrando sin que nadie los señale. Realizan todo tipo de fechorías y se mantienen en puestos de poder dentro de todo tipo de aparatos de Estado sin excluir los puestos de mando en las universidades y en instituciones culturales o científicas.

Sin la sanción social no habrá forma de combatir la corrupción y seguirá la impunidad.

 

joelortegajuarez@gmail.com