Otro camino

Lo parejo no es chipotudo

Conocí a Leopoldo López hace unos seis años y medio en Chacao, Caracas; entonces Chávez trató y logró impedirle ser candidato a la alcaldía general de Caracas, quizá por el gran apoyo que tenía en barrios populares, no solamente en Chacao, semejante a Polanco, donde Leopoldo López había sido alcalde.

Hace un año se produjo un inmenso movimiento opositor con manifestaciones callejeras que fueron reprimidas por el gobierno de Maduro y causaron varios muertos. Al estilo mexicano Maduro acusó a Leopoldo de ser el causante de la violencia y lo encarceló.

Ahora encarcela a Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, acusándolo de delitos “cometidos contra la paz del país, la seguridad, la Constitución”. Al mismo tiempo que lo detenían con violencia, incluso hubo disparos, agredían a Leopoldo López en su celda.

Lilian Tintori, esposa de López, advierte que no fueron unos hechos fortuitos, porque mientras se producía el arresto del alcalde Ledezma, se generaba la agresión contra López, ya que pretendían sacarlo de su celda a punta de pistola. Fue en ese instante cuando Maduro habló en cadena nacional de radio y televisión del “eje Madrid-Bogotá-Miami”, que, según él, trabaja por un “golpe de Estado”.

Cuando estuve en Caracas en 2008 me percaté de que buena parte de las izquierdas históricas de los 60 y 70, como Américo Martín, Teodoro Petkoff, la cantante Soledad Bravo, milita en la oposición democrática y en un extremo más radical también se encuentra en la oposición el guerrillero histórico Douglas Bravo, con quien tuve la fortuna de platicar largamente en su casa. Casi todos cuestionaban las políticas autoritarias de Chávez al mismo tiempo que reconocían su sagacidad y Douglas impugnaba el inmenso enriquecimiento de la Boliburguesía.

Comparto fragmentos de la carta a Leopoldo López publicada en Tal Cual, dirigido por Petkoff.

Las dictaduras de izquierda son mucho mejor vistas que las de derecha: todos estamos de acuerdo en que Pinochet, Videla o Gómez fueron tiranos, pero Mao, Stalin y Fidel siguen teniendo seguidores que hablan de ellos en nombre del bien, la justicia y hasta la democracia.

La libertad es pareja o no es, donde sea y siempre.

 

joeloj7168@yahoo.com.mx