Otro camino

No es lo mismo que lo "mesmo"

Coincido con Héctor Aguilar Camín, “por donde van las palabras irán tarde o temprano los hechos, y nuestras palabras, públicas y privadas, parecen ir hacia abajo”.

En otras ocasiones he comentado que en México no hace falta exagerar. La realidad supera con creces cualquier volada, como se dice en lenguaje periodístico de falsas noticias; eso opiné cuando después de la matanza de Tlatelolco se dijo que habían muerto 500 o mil personas esa trágica tarde-noche; luego cuando se decía que a los presos, tanto a los del campo militar número uno como a los de otros sitios legales o ilegales donde tenían a miles de personas, a muchos de ellos, los habían “incinerado”, “tirado al mar desde aviones o helicópteros” y muchos otros eran sometidos a torturas infernales. Todas fueron voladas. Pero según la justicia hubo genocidio y LEA estuvo bajo arresto domiciliario alrededor de tres años.  

Ahora hemos vivido casos terribles: las ejecuciones en Tlatlaya, la cacería de estudiantes en Iguala y la desaparición, hasta la fecha, de 42, ahora los 43 de Tanhuato, Michoacán, también ejecutados.

Para muchos el caso de Iguala es un crimen de Estado.

Para algunos se trata de una reflexión teórica y para muchos otros un acto de valentía para exhibir a Peña y no caer en su coartada de penalizar solamente a un presidente municipal menor, a su mujer y a los policías municipales bajo su mando.

Ese estilo de hacer política ha llevado a los movimientos de fracaso en fracaso y se ha convertido en una especie de vacuna para las políticas represivas del Estado. Algo parecido al cuento de Pedro y el Lobo…

En torno al tema de las elecciones intermedias ocurre algo semejante.

No estamos ante la disyuntiva de votar por un candidato presidencial del PRI o uno opositor. Nada más en Nuevo León puede ganarle a la partidocracia un “independiente”, solo ahí vale el “voto útil”.

Para el resto de las elecciones, considero válido acudir a las urnas para anular el voto.

Para 2018 ya veremos…

 

joelortegajuarez@gmail.com