Otro camino

Desde la calle, todos son iguales

Para más de 200 mil cuentas de predial, el gobierno de Mancera hizo aumentos de SIETE VECES más del precio regular. Soy uno de ellos. Para los que tienen más de 65 años se dispuso no aplicar ese aumento. Acudí a las oficinas de la Tesorería del DF en Perisur desde los primeros días de enero, he visitado más de SIETE oficinas, con un promedio de hora y media cada una. Casi 11 HORAS. NO HE PODIDO RESOLVER NADA.

Ante la terrible realidad cotidiana: ajusticiamientos por toda la República; miles de millones de pesos desviados de las arcas, en buen español: ROBADOS. Impunidad al extremo de lo obsceno como la “detención” por unas horas de Medina, el ex gobernador de Nuevo León; la “fuga” en las narices de todas las policías de Duarte, ex gobernador de Veracruz, y la absoluta impunidad de Duarte, el ex mandatario de Chihuahua. No se diga la inmensa desigualdad y la absoluta indefensión de los salarios y los derechos laborales, incluso en una “empresa” de “izquierda” como La Jornada, donde la “radical” Carmen Lira pretende anular las “prestaciones” del contrato colectivo y reducir los salarios.

Ante todo esto y la obscenidad de toda la partidocracia, la oligarquía y sus intelectuales orgánicos, puede parecer nimio un asunto como el de mi kafkiana tourné en las oficinas gubernamentales de la recién y pomposamente estrenada CdMx que gobierna Mancera, aspirante a la Presidencia por el PRD.

El contacto diario de los “ciudadanos” con el Estado y sus diversos niveles o burocracias es el de los trámites cotidianos y el del “contacto” con las policías.

No es ajeno tratar esos asuntos ante una realidad política decadente. Es exactamente lo contrario. Para que cualquier Estado tenga sentido, no se diga legitimidad, es necesario que resuelva los asuntos de la vida cotidiana.

Peña Nieto está cada vez más desprestigiado, el PAN es patético, el PRD es un fraude y AMLO está cada día más ligado a los oligarcas como Salinas Pliego. Todos están llamando a la “unidad nacional”. Los “intelectuales” no cambian, son parte del poder.

Ningún partido o candidato “independiente” merece mi voto ni el de nadie.

Aunque no se vea, surgirá un movimiento autónomo, donde los jóvenes sean sus motores.

joelortegajuarez@gmail.com